Antes, durante y hasta después del período, muchas mujeres sufren de dolores intensos en el bajo vientre.

Esta situación se podría mejorar con medicamentos, sin embargo, sería como colocar un parche a algo mayor. La idea es no tener que sufrir varios días al mes.

Para ello, no dudes en practicar yoga para aliviar dolores menstruales.

Las molestias no solo ocurren a nivel “local”, sino que también se traducen en náuseas, calambres en las piernas, dolores de cabeza, mal humor, mucho sueño, falta de concentración, etc.

Los antiinflamatorios pueden evitarnos algo puntual, pero no se dirigen al fondo del problema. Por eso es que debemos buscar alternativas naturales como puede ser el yoga o la meditación.

¿Cuáles son las mejores posturas de yoga para tratar los dolores menstruales?

Las asanas o posturas en el yoga ayudan a mejorar todo tipo de dolencias.

Algunos desaconsejan a las mujeres practicar estas técnicas cuando están justo con el período, o bien evitar ciertas posiciones, como pueden ser las invertidas o la respiración pranayama, conocida como “de fuego”.

Lo importante es que durante la clase prestes mucha atención a los síntomas y, si es necesario, suspendas la práctica o bien no realices un ejercicio en particular.

Si sientes molestias o dolores en la pelvis y parte baja de la espalda, quédate sentada, acostada o parada hasta que se te pase.

Lo mejor es escuchar al cuerpo, porque será quien te indicará lo que puedes y lo que no puedes hacer en ese momento.

Para los días en que la mujer está con el período se recomiendan aquellos asanas que no interfieran en el flujo menstrual ni que le hagan perder más energía (recuerda que en esos días tu cuerpo está más débil, con menos hierro).

El objetivo es que no te duela el bajo vientre y que puedas recuperar fuerzas en esos días en que el estrés, los cambios hormonales y los dolores están a flor de piel.

Las mejores posturas de yoga para dolores menstruales

La postura Supta Matsayana (del pez) es la más recomendable en estos momentos.

  • Para realizarla, tienes que acostarte en la colchoneta boca arriba, con las piernas estiradas.
  • Levanta levemente el pecho hacia arriba y apoya los codos en el piso.
  • Haz lo mismo con las palmas de las manos, que deben quedar a los laterales de los glúteos.
  • Lleva la cabeza hacia atrás y realiza un arco con la espalda.
  • La pelvis queda posicionada hacia arriba.

Otras de las posturas que te pueden ayudar son:

Balasana (del niño)

yoga meditacion relajacion naturaleza respository

  • Siéntate apoyando las rodillas en la colchoneta y flexionando las piernas.
  • Apoya los muslos en los talones.
  • Coloca los brazos a los costados del cuerpo.
  • Inclina de a poco el tronco hacia adelante, hasta que la frente toque la colchoneta y mantén la postura unos minutos, con los ojos cerrados y concentrándote en la respiración.
  • Te ayudará a aliviar los cólicos en la espalda baja.

Supta Virasana (héroe reclinado)

Comienza igual que la anterior postura pero, en lugar de inclinarse hacia adelante, es hacia atrás. Muchas se ayudan con un cojín a la altura de la cintura o del cuello. Estira el abdomen y alivia el dolor menstrual.

Supta Baddha Konasana (de la diosa)

Sirve para estimular los órganos abdominales, los ovarios, la vejiga, los riñones y la pelvis. Alivia los síntomas de la menstruación, de la menopausia y del estrés.

  • Siéntate en posición de loto y ata un cinturón o soga en la parte superior de la pelvis.
  • Coloca el otro extremo debajo de los pies.
  • Para cubrir la espalda usa un cojín o manta.
  • Inclina la espalda hacia atrás y permanece algunos minutos.

Janu Sirsasana (cabeza en la rodilla)

Mujer haciendo estiramiento

Puedes usar un soporte como, por ejemplo, una silla, una manta o un cojín.

  • Siéntate con una pierna estirada hacia adelante y la otra flexionada, para que el talón toque los glúteos.
  • Dobla el torso hacia adelante con los brazos estirados.
  • Trata de tocar la punta del pie con las manos.
  • Aguarda dos minutos y cambia de pierna.

Upavistha Konasana (del ángulo sentado)

  • Siéntate en el piso y abre las piernas lo máximo que puedas.
  • Coloca una manta o un cojín delante de ti y dobla la espalda hacia adelante, para tocar la frente con ese soporte elegido.
  • Estira los brazos hacia adelante.

Con práctica, podrás estirarte más sin necesidad de apoyarte en nada.

Paschimottanasana (sentada)

Permite estimular los órganos abdominales y el estómago, la circulación linfática y el sistema inmunológico. Reduce el dolor en el bajo vientre.

  • Sentada en la colchoneta estira ambas piernas hacia adelante.
  • Dobla el torso hacia la punta de los pies, tratando de tocarlos con las manos o dedos.

No te preocupes si no llegas, lo lograrás con el correr de las prácticas.

Setu Bandha Sarvangasana (del puente con soporte)

  • Para hacer esta postura tienes que acostarte en la colchoneta boca arriba.
  • Flexiona las rodillas para que las plantas de los pies toquen el suelo.
  • Deja los brazos a los laterales del cuerpo.
  • Levanta la pelvis hacia el techo y apóyate en los hombros y el cuello.
  • Sube y baja la pelvis con cuidado.

Alivia el dolor menstrual si se coloca una manta o cojín en la espalda baja.

Pavanamuktasana (liberar el viento)

Ejercicios-para-aumentar-caderas-2

Permite masajear los músculos y órganos en la zona pélvica.

  • Acostada boca arriba en la colchoneta, lleva las rodillas hacia el pecho y agárralas con las manos.
  • Puedes permanecer en esa posición o bien hacer movimientos leves y circulares con las caderas.


Fuente