Los pies se han ganado un lugar muy importante dentro de nuestra rutina ya que, además de mantenerlos bien estéticamente, nos interesa que tengan un buen estado de salud.

Cada vez somos más conscientes del papel que desempeñan en nuestra vida al ser los responsables de soportar nuestro peso con cada movimiento.

Debido a esto buscamos métodos que permitan relajarlos y mantenerlos libres de problemas como los hongos, el mal olor y las durezas.

Por fortuna, existen soluciones 100% naturales cuyas propiedades nos permiten cuidar su piel mientras promovemos su descanso y buena circulación.

Entre las opciones nos encontramos con la prodigiosa raíz de jengibre, una especia muy popular que ha hecho parte de la alimentación de millones de personas.

En este caso aprovechamos sus cualidades antiinflamatorias y antibacterianas para mantener unos pies descansados y bonitos.

¿Te interesa?

Beneficios del jengibre para cuidar y relajar los pies

La raíz de jengibre es una planta curativa que se ha empleado desde la antigüedad por su alto valor nutricional y versatilidad.

En la actualidad muchos la usan como condimento de varios platos, sobre todo en la cocina hindú, vegana y ayurvédica.

De las múltiples propiedades que se le atribuyen, la más reconocida a nivel científico es su acción antiinflamatoria y analgésica.

Esta se debe a un compuesto llamado gingerol, que también es el que le brinda su ligero sabor picante.

Ambas virtudes han servido para complementar el tratamiento de enfermedades inflamatorias como la artritis y la osteoartritis, pero también se usan para calmar el dolor y la tensión en los pies y las piernas.

Aceite de jengibre

Algunos expertos destacan que el consumo de 500 mg de jengibre dos veces al día actúa mejor que un ibuprofeno de 400 mg tres veces al día.

Tanto su consumo como su aplicación tópica activan la circulación y evitan la formación de trombos, gota y otras patologías relacionadas.

Por otro lado, cuenta con un efecto antibacteriano y antimicótico que pueden utilizarse contra los gérmenes y hongos que provocan infecciones.

Su uso continuo sobre los pies ayuda a impedir el llamado “pie de atleta”, el exceso de células muertas y el agrietamiento.

Además, disminuye el exceso de sudoración y ayuda a evitar los olores desagradables al usar el calzado.

¿Cómo utilizar jengibre para el beneficio de los pies?

Aunque el consumo de infusión de jengibre beneficia los pies al aliviar la inflamación y la retención de líquidos, muchos aconsejan disfrutarla en un baño para un efecto más relajante.

Baño de jengibre para los pies

Jengibre-remedio-casero

Una simple infusión concentrada de raíz de jengibre es suficiente para relajar los pies tras una jornada intensa de trabajo.

Ingredientes

  • 3 trozos de jengibre
  • 2 litros de agua

Instrucciones

  • Coloca a hervir el agua y agrégale los trozos de jengibre rallados.
  • Déjalos a fuego mínimo durante tres minutos y retíralos.
  • Vierte el líquido en un recipiente grande y, cuando alcance una temperatura soportable, sumerge los pies.
  • Deja los pies en remojo unos 20 minutos y haz suaves masajes.
  • Sécalos bien y repite el proceso tres veces a la semana.

Baño relajante con jengibre y enebro

Jengibre-remedio-pies

Esta terapia está recomendada para aquellos que padecen de dolor en los pies a causa de los problemas circulatorios, las lesiones y la inflamación.

Sus propiedades relajantes provocan alivio y ayudan a tener un mejor descanso.

Ingredientes

  • 1 cucharada de escaramujo seco (10 g)
  • 2 cucharadas de hibisco seco (20 g)
  • 1 cucharadita de clavos de olor (5 g)
  • 1 cucharadita de bayas de enebro (5 g)
  • 3 hojas de laurel desmenuzadas
  • 1 cucharadita de cáscara de naranja fresca o seca (5 g)
  • 1 trozo de raíz de jengibre
  • 2 litros de agua

Instrucciones

  • Pon todas las hierbas en una bolsa de muselina y ponla en el interior de un recipiente grande con agua caliente.
  • Asegúrate de que la temperatura del líquido sea soportable para la piel de tus pies y sumérgelos durante 20 minutos.
  • Es normal que mientras pasa este tiempo sientas que todo el cuerpo se va calentando.
  • Finalizada la terapia, seca bien los pies y cúbrelos con calcetines.
  • Para afecciones de los pies debes repetir su uso todas las noches.

¿Conocías estas aplicaciones del jengibre? Como acabas de notar, esta sorprendente planta es muy buena para tus pies y puede ayudarte a solucionar sus problemas más comunes.

Úsala cada vez que lo consideres necesario y aprovecha todos sus beneficios.


Fuente