Hay una fruta que protege tus células contra el envejecimiento, contra los radicales libres, esas moléculas agresivas que atacan las células e incluso el ADN.

Los radicales libres, que provienen de la contaminación, de los productos químicos y del tabaco,  aceleran el envejecimiento y contribuyen al desencadenamiento de enfermedades como la arterioesclerosis, los problemas de vista, demencias y cáncer.

El aguacate actúa como intermediario entre otros alimentos

Incluso cuando se goza de buena salud, las células emiten radicales libres como resultado de la combustión generada durante su trabajo. Cuanto más intensa es la vida, cuando los hábitos te hacen estar siempre activo y con estrés, más radicales libres fabrica tu organismo.

Para eliminar los radicales libres lo mejor es tomar antioxidantes, sustancias que existen en el organismo y en frutas y verduras frescas, sobre todo cuando son de color.

El problema es que las células no absorben completamente los antioxidantes que ingerimos al comer y muchos de ellos permanecen en el organismo sin haber destruido ningún radical libre.

La grasa del aguacate es un aliado contra el envejecimiento

¿Cómo lograr que los antioxidantes que ingerimos penetren en las células?

Existe una forma de lograr que los antioxidantes que ingerimos penetren en nuestras células y realicen su función en el organismo: acompañar las frutas y verduras con un “elemento de graso”.

Hay alimentos que contienen buena grasa con los que se pueden acompañar frutas y verduras (nueces, almendras, aceitunas y aguacates).

Fruta milagrosa contra el envejecimiento.

El aguacate es la fruta milagrosa ya que su grasa hace que nuestro organismo absorba plenamente los antioxidantes que ingerimos en frutas y verduras.

El aguacate, según investigadores, hace que la ensalada sea mucho más beneficiosa ya que multiplica el índice de absorción de los antioxidantes:

  • Licopeno, antioxidante que contienen los tomates. (4 veces más absorción)
  • Betacaroteno, precursor de la vitamina A y que encontramos mayoritariamente en las zanahorias (2,6 veces más absorción)

Los ácidos grasos que contiene el aguacate son saludables y necesarios para conservar una buena salud.
Si aliñamos la ensalada con aceite de aguacate aumentamos el índice de absorción:

  • Alpha- caroteno, poderoso antioxidante presente en frutas y verduras (7,2 veces más absorción)
  • Beta-caroteno, el aceite de aguacate logra multiplicar por 15,3 el índice de absorción de este antioxidante
  • Luteina, antioxidante de color naranja que encontramos en la llema de los huevos, las zanahorias, las espinacas (5,1 veces más absorción)

 Aguacate, limón y aceite de oliva

Una idea para consumir el aguacate y extraer todas sus magníficas propiedades.

Desayunar un aguacate aderezado con jugo de limón y aceite de oliva virgen y un huevo pasado por agua. Acompañar con pan integral y una buena taza de té verde.

Este desayuno os asegurará un comienzo de jornada en plenitud.

Los ácidos grasos monoinsaturados del aguacate ayudan a:

  • Controlar la glicemia (azúcar en sangre)
  • Cuidar las paredes arteriales
  • Reducir la presión arterial

Los aguacates contienen también vitamina K, B9, E, C y B6.

 

Como siempre, para gozar de una buena salud os aconsejamos evitar el consumo de productos industriales, consumir frutas y verduras de temporada y ecológicas siempre que sea posible. Evitar el consumo de azúcar, productos lácteos y cárnicos.

Compra en tu barrio y ayúdalo a crecer.

 


Fuente