A la mayoría de personas nos preocupa el estado de nuestra piel, ya que somos conscientes de que estamos expuestos a una gran cantidad de factores que la pueden debilitar.

Las toxinas del ambiente, los rayos UV del sol y la práctica constante de malos hábitos son solo una pequeña parte de las cosas que pueden acelerar su proceso de envejecimiento.

Por fortuna, la industria cosmética y muchos profesionales han creado una gran cantidad de productos y técnicas que permiten contrarrestar los daños para estimular su rejuvenecimiento.

El problema es que la mayoría tienden a ser demasiado costosos y no todas las que quieren emplearlos pueden adquirirlos.

Teniendo en cuenta esta cuestión, en esta oportunidad queremos revelar una alternativa más económica que podemos practicar todos los días para cuidar la piel sin excusas.

Se trata nada más y nada menos que una terapia facial con cubitos de hielo, la cual está ganando mucha fama por su capacidad para tonificar y revitalizar el rostro.

Es un tratamiento de origen oriental que ahora mismo se ha extendido por todo el mundo para que las mujeres puedan cuidarse sin gastar su dinero.

¿Te interesa conocerlo?

Terapia con cubitos de hielo para mejorar la piel

Miles de mujeres están utilizando cubitos de hielo en sus rituales de belleza para complementar los cuidados de la piel.

Esta representa una buena alternativa para mejorar la circulación de la sangre y darle al rostro una apariencia más saludable.

Sumado a esto, disminuye las líneas de expresión, previene las manchas y reduce el tamaño de los comedones de acné.

Como no queremos dejarte duda sobre sus beneficios, a continuación te los dejamos en detalle:

Piel más suave

El uso constante de hielo sobre el rostro sella los poros dilatados y contribuye a eliminar las impurezas que le hacen perder su textura suave.

Sirve como tónico

Para no recurrir a los tónicos comerciales, puedes aplicarte un poco de hielo antes de utilizar tus productos cosméticos.

Con este minimizarás la apariencia de los poros debajo del maquillaje, ayudando a que la base luzca más uniforme y sin imperfecciones.

Mejora la circulación

El frío contrae los vasos sanguíneos y mejora la circulación para evitar la formación de bolsas y pequeñas arañitas vasculares.

Disminuye las ojeras

ojeras

La práctica continua de esta terapia disminuye la coloración negra que afecta el contorno de tus ojos.

Combate imperfecciones

El poder antiinflamatorio del hielo calma las irritaciones y el enrojecimiento que se producen por los granos y las picaduras.

Su aplicación un par de veces al día favorece el tratamiento del acné y disminuye el impacto de los radicales libres.

¿Cómo aplicar el tratamiento facial con hielo?

Hieloterapia

Teniendo en cuenta todos los beneficios que obtenemos con esta terapia, el paso siguiente será convertirla en parte de la rutina de belleza.

Ten en cuenta que es una opción muy barata y no requiere demasiado tiempo para su realización. Sin embargo, sus efectos no son inmediatos y debes ser continuo con su uso para obtenerlos.

Vas a necesitar

  • Cubitos de hielo (los necesarios)
  • 1 toalla o paño

Paso 1

En primer lugar, asegúrate de limpiar bien el rostro y eliminar todo rastro de maquillaje y suciedad.

Paso 2

Envuelve unos cuantos cubos de hielo en un paño o toalla, ya que si lo aplicas de forma directa puedes romper los capilares bajo la piel.

Paso 3

Masajea las áreas del rostro con el paño, haciendo una leve presión durante uno o dos minutos en cada parte.

Realiza movimientos circulares en:

  • La mandíbula y barbilla
  • La frente
  • Las mejillas
  • A lo largo de la nariz

Una vez llegues a la zona de los ojos, haz movimientos más delicados.

Paso 5

Finalizada la aplicación de hielo, aplícate un tónico facial o un producto para hidratar la piel.

Recomendaciones finales

En caso de quemaduras o lesiones superficiales, utiliza un paño de algodón y realiza un masaje suave. Evita la tela de toalla porque puede ser un poco agresiva.

Para pieles con exceso de producción de grasa o puntos negros conviene dejar los hielos más tiempo, hasta que se sienta el frío al tacto. Además, tras usar el hielo se debe aplicar un tratamiento o loción antiacné.

Si deseas obtener beneficios adicionales para evitar el envejecimiento prematuro, puedes preparar cubitos de hielo con ingredientes antiinflamatorios y nutritivos.

Los más aconsejados son:

  • El agua de rosas
  • El agua de hamamelis
  • El zumo de limón
  • El té verde
  • La infusión de manzanilla
  • El agua de pepino

Realizar esta terapia te llevará máximo 15 minutos. Procura hacerla por la mañana y por la noche para conseguir mejores resultados.


Fuente