El queso es un alimento delicioso y nutritivo que durante cientos de décadas ha sido parte de la dieta de millones de personas en todo el mundo.

En un principio se preparó como una forma de preservar los excedentes de la leche, pero por su sabor y versatilidad se convirtió en un ingrediente perfecto para acompañar cientos de platos. En la actualidad se conocen muchas variedades y cada una de estas tiene cierto fin gastronómico, según su textura y sabor.

No obstante, para quienes han tomado la decisión de hacer a un lado los alimentos de origen animal, o quieren una opción con menos grasa, hay recetas 100% vegetales mucho más saludables.

En esta oportunidad queremos compartir un delicioso queso de arroz que puede ser utilizado para untar tostadas, elaborar pizza o como relleno de muchas otras preparaciones. ¡Anímate a probarlo!

¿Cómo preparar queso de arroz?

El arroz tiene un elevado contenido de almidón que nos permite usarlo con facilidad en la elaboración de este queso. Si por alguna razón ha comenzado a fermentar, será aún mejor.

Hay varias formas de prepararlo, dependiendo del sabor que se le quiera dar. En esta ocasión vamos a elaborar una versión con un toque de especias que resulta simplemente delicioso.

Ingredientes

  • 1 taza de arroz blanco común (200 g)
  • 2 y ½ taza de agua (625 ml)
  • 6 cucharadas de levadura de cerveza (60 g)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (10 ml)
  • 1 cucharada de zumo de limón (10 ml)
  • 1 cucharadita de ajo en polvo (5 g)
  • 1 cucharada de cúrcuma (10 g)
  • Sal marina y pimienta negra al gusto

Preparación

  • Vierte en una olla la taza de arroz y agrégale las dos tazas y media de agua.
  • Colócalo a fuego bajo y déjalo hasta que el agua se evapore por completo y el arroz esté más blando de lo normal.
  • Cuando esté listo, déjalo reposar hasta que se enfríe un poco y llévalo al vaso de la batidora.
  • Luego, incorpora el resto de los ingredientes, incluyendo el toque de sal y pimienta.
  • Procesa la mezcla a máxima potencia, hasta que se forme una pasta pegajosa y homogénea. La idea es que el arroz quede bien molido, con la menor cantidad de granos posible.
  • Si lo consideras necesario, le puedes agregar un poco de agua hasta que adquiera la consistencia deseada.
  • Cuando esté listo, pruébalo para comprobar si le falta algo.
  • A continuación, viértelo en un recipiente y ponlo en el refrigerador de 12 a 24 horas para que concentre su sabor.

¿Se puede preparar con arroz integral?

Hay quienes utilizan arroz integral para la elaboración de este queso, pero no obtienen muy buenos resultados.

Lo que pasa es que este tipo de arroz no contiene tanto almidón como el blanco y, por ende, es difícil que adquiera la consistencia espesa que se consigue con el blanco.

De hecho, los mejores arroces para prepararlo son los más económicos que venden en el mercado.

¿Cuáles son los beneficios de este queso vegetal?

Cuáles son los beneficios de este queso vegetal

Una de las ventajas del queso de arroz sobre el queso común es que está libre de lactosa, lo que lo hace ideal para las personas que sufren de intolerancia.

Es mucho más bajo en calorías porque no contiene grandes cantidades de grasas saturadas, como sí las tiene el procedente de leche animal.

Es una gran fuente de energía porque contiene hidratos de carbono en forma de almidón, ideales para tener un mejor rendimiento en situaciones que requieren desgaste físico y mental.

Contiene proteínas de alta calidad que complementan los requerimientos diarios del organismo, además de ser fáciles de digerir.

Al ser muy bajo en sodio, es apto para las personas con hipertensión arterial u otros problemas del sistema cardiovascular.

Proporciona nutrientes esenciales como:

  • Calcio
  • Hierro
  • Vitamina D
  • Niacina
  • Riboflavina
  • Tiamina
  • Fibra

Se puede incluir dentro de los planes para adelgazar porque es bajo en grasas y contribuye a prolongar la sensación de saciedad.

Si se prepara con arroz fermentado, es muy bueno para la salud intestinal porque ayuda a aumentar la presencia de bacterias saludables.

En conclusión, con esta simple receta podrás hacer un sustituto del queso muy nutritivo y perfecto para compartir con toda la familia. Prepáralo en casa y comprueba que es muy útil para complementar tu merienda o darle un mejor sabor a muchos de tus platos.


Fuente