La idea de Steve Jobs parece avanzar sin pausas. Ingeniería, software, hardware y ventas son las especialidades de los 15 a 20 empleados que trabajan en un laboratorio secreto para Apple en Berlín.

El Frankfurter Allgemeine Zeitung reportó además que el equipo de trabajo está formado por personas “relativamente jóvenes”, que tienen como único objetivo llegar a presentar un auto para Apple entre 2019 y 2020.

El auto de Apple será eléctrico, pero no está claro aún si se tratará de uno sin conductor. Si la idea es presentarlo en cuatro años, todo indicaría que la firma tecnológica se inclinaría por la opción de incluir esa capacidad dado los avanzados proyectos de empresas como Google y Tesla, por solo nombrar algunos.

¿Por qué Berlín? Alemania es la cuna de automotrices de lujo como Mercedes Benz, BMW y Audi y Apple se caracteriza por perfeccionar al extremo cada uno de los detalles de sus productos. Su auto no tendría que ser la excepción.

De acuerdo con el reporte del diario alemán, la elegida por Apple para fabricar su vehículo es la austríaca Magna, no solo encargada de poner en la calle los Mini de BMW sino también de desarrollar para empresas como Aston Martin, Daimler, Ford, Fiat, General Motors, Honda, Isuzu, Kia, Mazda, Mitsubishi, Peugeot, Renault-Nissan, Subaru, Suzuki, Tesla, Toyota, Volkswagen y Volvo, entre otras.

Apple jamás confirmó la existencia de un plan para crear un vehículo, pero Elon Musk, creador de Tesla fue contundente: “Es un secreto a voces: Apple construye su propio auto eléctrico”.

Mashable