Cada vez es más común la invención de gadgets y dispositivos impulsados por la maravillosa energía del sol. Diseñadores japoneses crearon un pequeño enchufe portátil que, con sólo adherirse a una ventana, capta la energía del sol y la convierte en electricidad.

¿Cuántas veces nos quedamos sin batería en el celular y deseamos llevar con nosotrxs un cargador portátil? Este pequeño gran inconveniente fue inspiración para los diseñadores japoneses Kyuho Song y Boa Oh quienes crearon “Window Socket”: un enchufe con una ventosa incorporada para poder pegarlo en cualquier ventana y un diminuto panel solar para captar la energía solar que se almacena en una pequeña batería en su interior.

Los creadores han explicado que buscaban crear un enchufe fácil de transportar que fuese tan simple e intuitivo que cualquier persona pudiese utilizarlo. Y lo cierto es que más fácil no puede ser: el panel solar recibe los rayos, el dispositivo los convierte en electricidad y, a través del enchufe, el usuario puede cargar su dispositivo.

Con una carga de 5 a 6 horas provee energía por 10. - Yankodesign
Con una carga de 5 a 6 horas provee energía por 10. – Yankodesign
Un pequeño panel solar incorporado capta los rayos del sol. - Yankodesign
Un pequeño panel solar incorporado capta los rayos del sol. – Yankodesign

Este enchufe también almacena energía cuando no se está usando. De este modo, luego de 5 o 6 horas de carga (dependiendo de la incidencia de los rayos solares), ofrece 10 horas de uso lo que permite transportarlo para recargar los dispositivos más tarde, una vez fuera de casa.

Aunque la potencia de su batería es pequeña (1.000mAh, lo mismo que la batería de un celular pequeño) este dispositivo proporciona un 20% de batería extra en un smartphone completamente descargado. Por ahora, solo es un concepto pero sus diseñadores esperan aumentar su velocidad y capacidad de carga para hacerlo aún más atractivo y eficiente.

Fuente