Publicado pasada las 14 hs de este martes 22 de marzo 2016, por la prensa del Comité de Medio Ambiente Salud Pública y Seguridad Alimentaria (ENVI). Además exigen que se de a conocer toda la evidencia científica que ha sido la base para la clasificación positiva del herbicida  y del proyecto de reautorización, dado el interés público superior en juego”.

En tanto que persisten serias preocupaciones acerca de la carcinogenicidad y su propiedades disruptivo endocrino del herbicida glifosato, que se utiliza en cientos de granjas, silvicultura, aplicaciones urbanas y jardín, la Comisión de la UE no debería renovar su autorización. En su lugar, se debería encargar una revisión independiente y divulgar toda la evidencia científica de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA) que se utiliza para evaluar el glifosato, dijeron los eurodiputados del Comité de Medio Ambiente este martes.

“El hecho de que tenemos que recurrir a una objeción parlamentaria muestra que algo ha ido mal en el proceso de decisión”, dijo el eurodiputado Pavel Poc (S & D, CZ), que redactó la propuesta de resolución.

“El glifosato ha sido clasificado como probable carcinógeno por la Organización Mundial de la Salud (OMS) Aunque la industria afirmó que la sustancia puede ser metabolizada completamente, ahora está claro que los residuos de glifosato están en todas partes: en el medio ambiente, en muchos de los productos que consumimos todos los días , y en nuestros cuerpos “, continuó.

“¿Puede la Comisión Europea y la EFSA publicar los estudios en que se basa su propuesta? ¿Por qué proponen  autorizar el glifosato por otros 15 años, el período más largo posible?

Necesitamos esos estudios que se hagan públicos, y debemos esperar por ellos. Tenemos que evitar cualquier incertidumbre antes de proceder a la aprobación de una sustancia que se utiliza de forma tan amplia. así es como el Principio de Precaución debe aplicarse”, concluyó.

La resolución no vinculante insta al Ejecutivo de la UE a llevar a la mesa un nuevo proyecto. Los eurodiputados quieren que la Comisión Europea y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria puedan “dar a conocer inmediatamente toda la evidencia científica que ha sido la base para la clasificación positiva de glifosato y el proyecto de reautorización, dado el interés público superior en juego”.

La Oficina Alimentaria y Veterinaria de la UE también debería tener el mandato para probar y monitorear residuos de glifosato en los alimentos y bebidas, añade el comunicado.

La propuesta de resolución, co-firmada por Kate?ina Kone?ná (GUE / NGL, CZ),Bas Eickhout (Verdes / ALE, NL) Piernicola Pedicini (EFDD, IT), en nombre de sus respectivos grupos políticos y los diputados Marcos Demesmaeker ( Recopilación, BE), Sirpa Pietikainen (PPE, FI) y Frédérique Ries (ALDE, BE), será sometida a votación en el Pleno del 11 al 14 de abril  próximo en Estrasburgo.

Expertos nacionales que participen en el Comité Permanente de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos (Sección fitofármacos) votarán para aprobar o rechazar la propuesta de la Comisión por mayoría cualificada en mayo. Si no hay tal mayoría, le corresponderá a la Comisión Europea decidir.

El glifosato es una sustancia activa ampliamente utilizado en herbicidas. Patentado en la década de 1970, se introdujo en el mercado de consumo en 1974 como un herbicida de amplio espectro y rápidamente se convirtió en un éxito de ventas. Desde su patente expiró en 2000, el glifosato ha sido comercializado por varias empresas y varios cientos de productos fitosanitarios que contengan glifosato está registrado actualmente en Europa para su uso en los cultivos.-

Zero Biocidas

http://zero-biocidas.blogspot.com.ar/

Fuente Original