Las manos secas y las cutículas lesionadas se producen debido a la continua exposición al polvo, los químicos de los productos de limpieza y los cambios bruscos de temperatura. Estos, al hacer contacto directo con la piel, le roban su humedad natural, generan inflamación y hacen que pierda su capacidad para regenerarse.

Como consecuencia, se van formando pequeñas manchas e imperfecciones que pueden darles un aspecto envejecido mucho antes de tiempo.

Además, dado que las cutículas desempeñan un papel muy importante para la salud de las uñas, estas tienden a debilitarse, infectarse y romperse.

Por fortuna, existen muchos productos naturales que contribuyen a rehidratarlas para ayudar a su regeneración y mantenerlas en buen estado.

En esta oportunidad queremos compartir un remedio elaborado con aceite de vitamina E, aceite de almendras y manteca de cacao cuyas propiedades aportan increíbles beneficios.

¡No dejes de probarlo!

Remedio casero para cuidar las manos y las cutículas secas

Los ingredientes que combinamos en este remedio casero son poderosos hidratantes que suavizan y mejoran el aspecto de la piel seca.

Te mostramos en detalle sus principales beneficios para que no te queden dudas de sus maravillosos efectos.

Aceite de vitamina E

El aceite de vitamina E es un producto que se puede adquirir por un módico precio en las farmacias y cuyas propiedades se han valorado en la cosmética a lo largo de la historia.

Se le atribuye un poderoso efecto antioxidante que disminuye el daño oxidativo, mientras promueve el crecimiento celular y evita la ruptura de los tejidos.

Su aplicación de forma tópica minimiza los efectos negativos de sol y frena la acumulación de células muertas.

De hecho, en muchos lugares del mundo lo conocen como “la vitamina de la juventud y la vida” por su capacidad para proteger las células frente al proceso de envejecimiento.

Aceite de almendras

Esta variedad de aceite destaca por sus cualidades emolientes y reparadoras que calman la irritación y otros síntomas derivados de la sequedad.

Sus principales aplicaciones son tópicas, dado que es muy hidratante y concentra propiedades que benefician el aspecto de la piel y el cabello.

En este caso especial resulta muy adecuado, ya que reduce el riesgo de infecciones en las cutículas y mantiene la elasticidad de la piel para evitar la aparición de arrugas.

También actúa como calmante natural en caso de lesiones leves, quemaduras y agresiones por el uso de productos químicos.

Manteca de cacao

Mantecas

Considerada como la crema natural por excelencia, la manteca de cacao es un lubricante natural que penetra con facilidad en los distintos niveles epidérmicos.

Su aplicación como tratamiento para las manos las conserva suaves, lozanas y libres de úlceras o lesiones cutáneas. Destaca por su alto contenido de agentes antioxidantes que combaten los radicales libres.

Crea una barrera protectora frente a los rayos ultravioleta del sol, disminuyendo el riesgo de manchas, flacidez e irritación. Además, es útil como revitalizador y remedio para las cicatrices.

¿Cómo preparar este remedio casero para las manos y cutículas secas?

Manos y cutículas

En lugar de invertir grandes sumas de dinero en cremas comerciales, opta por esta sencilla receta para mantener tus manos y cutículas sanas.

Los ingredientes son muy fáciles de adquirir y suelen conservarse en buen estado durante largo tiempo, siempre y cuando se almacenen a la temperatura adecuada.

La crema resultante la puedes emplear como parte de tu rutina de belleza, o bien para finalizar tu manicura.

Ingredientes

  • 1 cápsula de vitamina E
  • 1 cucharadita de aceite de almendra ( 5 g)
  • 2 cucharaditas de manteca de cacao (10 g)

¿Cómo prepararla?

  • Pon la manteca de cacao en un recipiente resistente al calor y derrítela al baño María.
  • A medida que se va fundiendo añade el aceite de almendras y el líquido de una cápsula de vitamina E.
  • Revuelve todo con una cucharilla y asegúrate que los ingredientes queden bien integrados.
  • Déjalo reposar unos minutos, viértelo en un recipiente limpio y espera hasta que se solidifique para comenzar a utilizarlo.

Modo de aplicación

  • Tras obtener una crema espesa, toma una pequeña cantidad y frótala con suaves masajes sobre las manos y las cutículas.
  • Repite su uso cada noche para óptimos resultados.

Usando constantemente este maravilloso remedio podrás conseguir en poco tiempo unas manos suaves, hidratadas y protegidas.

Anímate a prepararlo en casa y comprueba todos sus beneficios.


Fuente