Las pestañas se han convertido en una de las partes de mayor cuidado en nuestro rostro, dado que su tamaño y forma nos pueden ayudar a conseguir una mirada más atractiva.

Si bien el uso de máscaras y productos cosméticos contribuye a darles un mejor aspecto, muchas están buscando diversas soluciones para engrosarlas y estimular su crecimiento.

Aunque hasta ahora no existe una fórmula milagrosa para conseguir estos efectos, se ha comprobado que el uso continuo de algunos ingredientes puede resultar útil.

Lo más interesante es que su aplicación minimiza el debilitamiento, combate la caída y, a largo plazo, ayuda a lucir unos ojos más expresivos y bonitos.

A pesar de que muchas personas ya se están utilizando tratamientos comerciales para su cuidado, existen formas 100% naturales de aprovechar todas sus propiedades.

Entre estas opciones nos encontramos con el prodigioso aceite de coco que, combinado con otros componentes, nos ayuda a darles la apariencia deseada.

¡No dejes de probarlo!

Tratamiento casero con aceite de coco para lograr unas pestañas gruesas y largas

El aceite de coco es uno de los productos más utilizados en lo que tiene que ver tanto con la cosmética natural como con la química.

La industria de la belleza utiliza sus extractos para la fabricación de cremas, tratamientos para la piel, maquillaje y productos para el cabello.

Está compuesto por ácidos grasos de cadena media, vitamina E, minerales y otros importantes nutrientes que nos aportan maravillosos beneficios.

En este caso especial queremos destacar su capacidad para proteger las pestañas, sobre todo por su efecto limpiador, hidratante y antioxidante.

Su uso regular remueve las impurezas acumuladas en la piel y los vellitos, lo cual resulta muy importante para evitar el debilitamiento.

Sérum de aceite de coco

También contrarresta los efectos negativos de los químicos del rímel, que es una de las causas de su caída excesiva y sequedad.

Este crea una capa protectora contra los daños que provocan los rayos UV del sol y las toxinas, a la vez que incrementa su fuerza, brillo y volumen.

Sus vitaminas y minerales se absorben con facilidad en la base de las pestañas, logrando una hidratación natural y, más adelante, un crecimiento saludable.

Además, debido a su textura oleosa, es una buena alternativa a las costosas cremas limpiadoras que se emplean para desmaquillar.

¿Cómo preparar este tratamiento de aceite de coco para engrosar las pestañas?

Aceite de coco

Aunque la aplicación directa de aceite de coco proporciona muchos beneficios para el cuidado de las pestañas, a continuación proponemos un tratamiento más completo en el que se combina con los poderes del limón y la esencia de lavanda.

El limón contiene vitamina C y E, dos antioxidantes que las fortalecen desde las raíces para controlar la pérdida excesiva.

Por su parte, la lavanda tiene antioxidantes y vitaminas que aceleran la reestructuración de las pestañas debilitadas y finas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de coco orgánico (15 g)
  • El jugo de ¼ de limón
  • 1 cucharadita de aceite esencial de lavanda (5 g)
  • 1 frasco de vidrio hermético
  • 1 cepillo de rímel limpio

Instrucciones

  • Pon a derretir el aceite de coco orgánico al baño María y, una vez se funda, agrega el jugo de un cuarto de limón y el aceite esencial de lavanda.
  • Retíralo del fuego, deja que repose unos minutos y viértelo en un frasco de vidrio hermético.
  • Una vez alcance una temperatura segura, procede a aplicarlo.

Modo de uso

  • Enjuaga un cepillo de rímel que no estés utilizando, y asegúrate de dejarlo libre del producto original. Si no tienes este elemento, puedes optar por utilizar un hisopo de algodón.
  • Retira el maquillaje de los ojos y lávate con un jabón neutro.
  • Unta el cepillo con el tratamiento de aceite de coco y frota una fina capa desde las raíces hasta las puntas de las pestañas.
  • Ten cuidado al aplicarlo cerca de los ojos, ya que por su contenido de limón puede ser un poco irritante si hace contacto con estos.
  • Procura repetir su aplicación cada noche antes de dormir para que sus compuestos actúen mientras descansas.
  • Recuerda que, como todo producto natural, debes ser constante con su aplicación, ya que sus propiedades tardan un poco en hacer efecto.

Anímate a prepararlo en casa e inclúyelo en tu rutina de belleza nocturna para conseguir en poco tiempo unas pestañas más gruesas e impactantes.

En caso de debilitamiento, úsalo dos veces al día para conseguir mejores resultados.

¡Te encantará!


Fuente