La infección urinaria se origina cuando un grupo de microorganismos dañinos coloniza el tracto urinario, incluyendo los riñones y la vejiga.

La mayor parte de los casos se producen por bacterias que logran llegar al sistema a través de la uretra, aunque también puede originarse desde el riñón.

Aunque los hombres también las desarrollan en cierta medida, son las mujeres las que las presentan con más recurrencia, dado que su uretra es mucho más corta.

Su aparición está relacionada con unos hábitos de higiene deficientes, las relaciones sexuales o la mala costumbre de aguantar las ganas de orinar.

No obstante, también pueden ocurrir por la presencia de cálculos en los riñones, diabetes y otros trastornos de salud de mayor cuidado.

Si bien se manifiesta a través de una incómoda sensación de ardor o dolor, puede acompañarse con fiebre, calambres abdominales y cambios evidentes en la orina.

Por suerte, antes de recurrir a medicamentos antibióticos, se pueden preparar algunas bebidas medicinales que, por sus propiedades, pueden acelerar el proceso de recuperación.

¡Descúbrelas!

1. Té de cola de caballo

El té de cola de caballo es una bebida con propiedades diuréticas que ayudan a incrementar la producción de orina para limpiar las vías urinarias y reducir la presencia de bacterias.

Sus compuestos antiinflamatorios alivian la sensación de dolor y pesadez, y favorecen el alivio rápido de las infecciones.

Ingredientes

  • 1 cucharada de cola de caballo (10 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Pon a calentar un vaso de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale la cucharada de cola de cabello.
  • Déjalo a fuego mínimo durante un par de minutos y retíralo.
  • Cuando alcance una temperatura soportable para el consumo, tómalo a sorbos.
  • Ingiere dos o tres vasos al día.

2. Jugo de sandía

El jugo natural de sandía le proporciona al cuerpo una alta concentración de compuestos antioxidantes y antiinflamatorios que impulsan el alivio de los problemas del sistema urinario.

Su efecto diurético regula los niveles de líquidos en los tejidos y, de paso, limpia los riñones para remover las toxinas que afectan su salud.

Ingredientes

  • 2 rodajas de sandía
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Licúa las rebanadas de sandía con el vaso de agua hasta obtener una bebida homogénea.
  • Consume dos vasos de jugo al día para controlar la infección.

3. Jugo de arándanos azulesjugo de arándanos

Los arándanos azules tienen compuestos antibacterianos y antioxidantes que actúan de forma directa en el tracto urinario para controlar el crecimiento de los gérmenes dañinos.

Su efecto alcalino altera el ambiente ácido que necesitan las bacterias para proliferarse, e inhibe su infección.

Ingredientes

  • ½ vaso de jugo de arándanos azules (100 ml)
  • ½ vaso de agua (100 ml)
  • Miel (opcional)

Preparación

  • Mezcla medio vaso de jugo de arándanos azules con medio vaso de agua y endúlzalo con una pequeña cantidad de miel.
  • Consúmelo ante la primera señal de infección urinaria, y repite la dosis dos veces al día.

4. Jugo de pepino

La composición de los pepinos es de un 90% de agua y, a su vez, contienen antioxidantes, vitaminas y minerales esenciales.

Estas cualidades, sumadas a su acción diurética, ayuda a incrementar la producción de orina en los riñones para promover la limpieza del tracto urinario.

Su jugo natural remueve las toxinas retenidas en el sistema y, al mismo tiempo, controla el crecimiento excesivo de las bacterias.

Ingredientes

  • ½ pepino mediano
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Lava bien el pepino, retírale la cáscara y mezcla su pulpa con un vaso de agua en la licuadora.
  • Procésalo durante un par de minutos y, tras obtener un jugo sin grumos, consúmelo.
  • Toma dos vasos al día hasta aliviar la infección.

5. Infusión de jengibreinfusion-jengibre

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antibióticas que pueden servir en el tratamiento de las infecciones del tracto urinario.

El consumo de su infusión calma el dolor en el vientre bajo y aumenta la eliminación de líquidos para limpiar las vías urinarias.

Ingredientes

  • 1 cucharada de jengibre rallado (10 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • Miel (opcional)

Preparación

  • Pon a hervir el vaso de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale la cucharada de jengibre rallado.
  • Deja que repose varios minutos, pásalo por un colador y consúmelo.
  • Toma hasta tres tazas al día.
  • De forma opcional la puedes endulzar con una cucharada de miel de abejas.

Los remedios aquí citados pueden ayudar a controlar los síntomas de las infecciones urinarias, siempre y cuando se complementen con una buena alimentación y el consumo de agua.

No obstante, si los síntomas son persistentes, lo mejor es consultar al médico.


Fuente