¿Se te mueren las plantas suculentas? Sí, esas que todo el mundo adora por su resistencia y bajo mantenimiento. No te preocupes pues vas a conocer el gran secreto del cultivo de las suculentas. Y éste no es ni más ni menos que usar el sustrato adecuado para ellas.

Las plantas crasas o suculentas son especies que han evolucionado para adaptarse a entornos en los que el agua es un bien escaso. Ellas acumulan agua en su interior y por tanto no necesitan tanta agua ni humedad en el sustrato. De hecho cuanto más rápido se seque éste mucho mejor para ellas. Cuando las regamos ellas toman el agua que necesitan y ya está, prefieren entonces un entorno seco en el que sustentarse.

El sustrato que usamos habitualmente en jardinería retiene la humedad durante demasiado tiempo y los cactus y las suculentas prefieren otro medio. Aunque en este punto habría que matizar un poco. Hablamos de suculentas en general pero es verdad que no todas tienen las mismas necesidades. Hay suculentas, las que suelen tener los colores verdes más vivos, que necesitan un poco más de agua y pueden incluso prosperar en un sustrato normal sin ningún problema (hecho constatado por experiencia directa). En cambio hay suculentas, las de tonos verde-grisáceos, que provienen de ambientes muy secos y necesitan un sustrato pobre y drenante.

Este sustrato se basa en una mezcla de tres ingredientes, corteza de pino, arcilla expandida y granito triturado. Se mezclan a partes iguales y se rellena la maceta donde queremos plantar la suculenta. El gran beneficio que nos aporta esta mezcla de suelo es la enorme capacidad que tiene para el drenaje del agua y la circulación del aire. Ese flujo de aire permite que el suelo drene casi de inmediato el agua y permita que enseguida puedan las raíces volver a tomar el oxígeno del aire.

Cuando compramos suculentas en un vivero o centro de jardinería suelen venir plantadas en pequeñas macetas con sustrato normal. Lo primero que haremos pues será cambiar la maceta y el sustrato. La razón por la cual las suculentas han soportado ese sustrato es porque al principio, como todas las plantas, necesitan más humedad. Bien pues, si se te mueren las suculentas ya sabes lo que tienes que hacer, cambiar el sustrato habitual por éste. Y un último consejo, ten cuidado con el agua, con las suculentas siempre vale pecar por defecto que por exceso.


Fuente