Uno de los sueños a futuro de parte de todos quienes hacen frente al cambio climático es que los países puedan demostrar que son 100% renovables, es decir, que sean capaces de generar el total de sus necesidades con energía limpia ecoamigable.

Sin embargo, a medida que pasa el tiempo nos vamos enterando que diferentes países en el mundo ya comienzan a acercarse a esa realidad. Es el caso, por ejemplo, de Uruguay que alcanzó casi 24 horas de generación a partir de energía eólica, hidroeléctrica, biomasa y solar. En los últimos seis años el país ha invertido más de US$ 22 mil millones en energía renovable sostenible y ahora se perfila como líder regional.

Por su parte, Costa Rica está avanzando a paso firme para convertirse en el primer país latinoamericano 100% renovable aprovechando recursos hidroeléctricos, geotérmicos, solar y biomasa. La World Wildlife Fund indica que el país está cerca de alcanzar un nuevo hito en su historia energética: convertirse en el primer país de América Latina impulsado por energía 100% renovable.

Desde África, Lesoto también destaca, puesto que es impulsada por sus centrales hidroeléctricas. En 1998 fue inaugurada una de ellas que posibilita la venta de energía y agua en África del Sur. El país produce el 90% de la energía que necesita. La pequeña industria del país está basada en la transformación de los productos agrícolas y la confección de ropa.

Por último, Islandia está basada casi por completo en las energías renovables. En 2011 el país produjo 65.444 GWh de energía primaria, de los cuales más del 85% provenían de fuentes locales de energía renovable.


Fuente