Cuando las plantas suculentas tienen falta de luz suelen crecer un poco de más verticalmente. Con ello la separación entre las hojas aumenta y las inferiores suelen acabar muriendo. Si tenemos un caso como éste podemos aprovechar esta planta para esquejes. Es facilísima la reproducción de suculentas por esquejes y os lo vamos a mostrar.

Aunque una planta como ésta sea un candidato ideal para este fin podemos usar cualquier otra planta sin ningún problema. ¡Cuántas veces sin querer no habrás roto alguna rama de una suculenta! Pues es también una buena forma de aprovechar el esqueje.

reproduccion-de-suculentas-02

Las hojas deben arrancarse tirando horizontalmente para que la rotura sea limpia. No deben quedar restos del tallo en la hoja arrancada.

reproduccion-de-suculentas-04

Ahora dejamos las hojas en un lugar seco para que la zona de corte se vaya secando. Dependiendo de dónde vivamos esto tardará entre un par de días a una semana. Dejando secar el corte evitamos que la hoja o el esqueje absorban demasiada humedad al ser plantados.

reproduccion-de-suculentas-05

Colocaremos las hojas sobre un lecho de sustrato húmedo. Dejaremos el recipiente en un lugar donde reciba mucha luz solar pero de manera indirecta. Al cabo de unas semanas veremos como surge un plántula de la zona de corte de las hojas. Dejaremos que se desarrolle y después las podremos plantar en una maceta. La hoja madre se puede separar manualmente o esperar a que se suelte de la plántula. Pulverizaremos un poco de agua sobre las zonas de corte de las plantas cada día.

reproduccion-de-suculentas-03

También podemos cortar la parte superior de nuestra suculenta donante y hacer con él lo mismo que hemos hecho con las hojas. Dejar secar el corte y plantarla en sustrato nuevo.

reproduccion-de-suculentas-06

El tronco que dejamos volverá a brotar con lo que también lo aprovecharemos para formar nuevas plantas.

reproduccion-de-suculentas-07

Es tan fácil reproducir suculentas por esquejes, tanto de tallo como de hojas, que nadie puede fracasar en esta misión. También se puede usar hormona enraizante aunque la verdad es que no es necesario. Vigilar la humedad es importante, ni dejar que se sequen demasiado ni regar en exceso los esquejes hasta que aparezcan las raíces. Una vez ocurra esto hay que regar las plántulas una vez a la semana.

suculentas-guiadejardineria


Fuente