Te mueves de un lado para el otro de la cama: boca arriba, de costado, boca abajo. Cuentas ovejas pero llegas a las mil y aún sigues despierto. Abres los ojos en medio de la noche y no te duermes más.

Si esto te parece conocido, no dudes en leer el siguiente artículo donde te ofrecemos remedios naturales para conciliar el sueño.

¡Son muy efectivos!

¿Qué es el insomnio?

La definición de insomnio es la dificultad para iniciar o mantener el sueño, y puede aparecer tanto al acostarse como a la madrugada o a primeras horas del día.

Puede deberse a diferentes causas:

  • Estrés, ansiedad o depresión
  • Alteraciones del ritmo cardíaco
  • Dolores de espalda o huesos
  • Consumir ciertos medicamentos
  • Mirar televisión hasta tarde
  • Hábitos irregulares de sueño
  • Llevar una dieta inadecuada, consumir alcohol o cafeína (o la abstinencia de ambos)
  • Trastornos postraumáticos
  • Haber dejado de fumar

Cuando no dormimos bien o lo suficiente, al otro día padecemos de dolor de cabeza, irritabilidad y mal humor. También nos es imposible concentrarnos o tomar decisiones y es muy difícil mantenernos despiertos en el trabajo.

Remedios caseros para conciliar el sueño

Si una vez cada tanto no puedes dormir es normal, ya que puede deberse a un acontecimiento específico (un viaje, un examen, una boda, etc.).

El problema pasa a mayores cuando los episodios son más frecuentes y cada vez cuesta más conciliar el sueño.

Algunos remedios naturales que pueden ayudarte son:

Infusión de hojas de naranjo

infusión de naranja

También puedes usar las aromáticas flores de azahar de este árbol. Reducirá los nervios y te ayudará a dormir “como un angelito”.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de hojas de naranjo (2 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de azúcar (5 g)

Preparación

  • En un cazo pon el agua y las hojas (o flores) de naranjo.
  • Lleva a ebullición y permite que se realice la decocción durante 5 minutos.
  • Retira del fuego y tapa otros 5 minutos.
  • Filtra y endulza con el azúcar.
  • Bebe media hora antes de acostarte.

Té de hierbabuena

Otra de las tisanas que te servirá para dormir bien y estar relajado por las noches. La hierbabuena tiene propiedades calmantes y antiestrés.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hierbabuena (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Lleva el agua a ebullición y, cuando hierva, añade la hierbabuena y deja que se realice la decocción durante 5 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado retira del fuego.
  • Tapa y deja que se refresque unos minutos.
  • Filtra y consume 30 minutos antes de ir a la cama (si lo deseas, puedes agregar azúcar o miel para endulzar).

Infusión de valeriana

Té de valeriana

Son conocidas las propiedades de esta hierba para calmar los nervios y ayudarnos a dormir antes de una jornada muy importante. Se aconseja en casos de estrés severo y de ansiedad.

Ingredientes

  • 1 cucharada de valeriana (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • En un cazo añade el agua y la valeriana.
  • Llévalo a ebullición durante 10 minutos y apaga el fuego.
  • Deja tapado unos 5 minutos.
  • Filtra y endulza con la miel.
  • Bebe antes de acostarte.

Tisana de manzanilla y salvia

Dos hierbas que no pueden faltar en casa porque nos ayudan en diferentes situaciones. Además, combinadas tienen un sabor delicioso.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de manzanilla (10 g)
  • 1 cucharada de salvia (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • En un cazo pon el agua y calienta.
  • Cuando rompa el hervor, añade la manzanilla y la salvia.
  • Hierve unos 7 minutos.
  • Retira del fuego, tapa y deja reposar 10 minutos.
  • Cuela y endulza con la miel.
  • Bébela 15 minutos antes de acostarte.

Baños relajantes

Sumergirnos en la tina con agua y algunas plantas o aceites es una excelente idea si no podemos dormir bien. Nos quitaremos el estrés y las tensiones del cuerpo y podremos descansar sin sobresaltos.

Entre las combinaciones más adecuadas para echar al agua podemos elegir:

  • Lúpulo y salvado de trigo.
  • Aceite esencial de lavanda y sal gruesa marina.
  • Romero y toronjil.
  • Aceite de mejorana, aceite de manzanilla, aceite de ylang-ylang y aceite de albahaca.

Almohada aromática

Otra buena técnica para poder conciliar el sueño es aromatizar la almohada y la ropa de cama. Por supuesto, debemos elegir flores, hierbas o aceites con propiedades relajantes. Algunas recomendaciones:

  • Azahar
  • Eucalipto
  • Manzanilla
  • Lúpulo seco
  • Escutelaria

Vaporizador o difusor aromático

aceites esenciales

Siguiendo con la aromaterapia para conciliar el sueño, algunas personas optan por encender inciensos o colocar aceites esenciales en un cuenco especial para que la habitación tenga un perfume que permita dormir plácidamente.

Entre las esencias más eficaces encontramos:

  • Jazmín
  • Lavanda
  • Melisa
  • Rosa
  • Sándalo
  • Mejorana
  • Ylang-ylang
  • Valeriana
  • Mandarina

Consejos para dormir mejor

Además de aprovechar las bondades de las infusiones, los baños o los aromas, sería bueno que cambiases algunos hábitos cotidianos:

  • Usar tapones en los oídos para no escuchar sonidos y ruidos externos.
  • No beber alcohol o café en la cena o el postre.
  • Mantener una rutina de sueño (acostarse y levantarse a la misma hora todos los días).
  • Utilizar la cama solo para dormir (no para trabajar, comer o mirar televisión).
  • Tomar un baño caliente por las noches.
  • Hacer ejercicio por la tarde, como máximo (no al atardecer o por la noche).
  • Cenar ligero y de forma saludable.
  • Apagar los aparatos electrónicos cercanos.
  • Usar ropa cómoda (incluyendo sábanas y mantas).
  • Mantener la habitación en penumbras y silenciosa.
  • Hacer yoga o meditar.
  • Evitar ver televisión o usar el móvil una hora antes de dormir.
  • No pensar en los problemas antes de cerrar los ojos.


Fuente