La flora intestinal es una comunidad microbiana de nuestro sistema digestivo cuyas funciones son determinantes tanto para el proceso de digestión como para el metabolismo, la salud inmunitaria y la absorción de los nutrientes.

En un cuerpo saludable, este grupo de bacterias se proliferan sin inconvenientes y ayudan a mantener el pH equilibrado para evitar la infección de varios tipos de microorganismos dañinos.

Pese a esto, su ambiente puede verse alterado debido ingesta excesiva de antibióticos, el estrés, la alimentación y otros factores que afectan su actividad.

Como consecuencia incrementa el riesgo de padecer enfermedades crónicas y, dado que reducen los mecanismos de defensa, se generan constantes infecciones y dificultades digestivas.

Por suerte, hay métodos naturales que contribuyen a regularla para evitar su deterioro y los síntomas asociados.

Entre esto nos encontramos con un delicioso postre de yogur y arándanos, reconocido por sus compuestos probióticos y antioxidantes que le confieren interesantes beneficios.

¿Te animas a prepararlo en casa?

Postre de yogur y arándanos para regular la flora intestinal

El postre de yogur y arándanos es una receta saludable que puede prepararse cuando se tienen dificultades digestivas e inmunitarias asociadas al debilitamiento de la flora bacteriana.

Como algunos ya lo saben, alimentos probióticos como el yogur contienen bacterias saludables que, al ingerirse, ayudan a repoblar la microbiota del intestino para evitar el debilitamiento de las defensas.

Por su parte, los arándanos contienen fibra y poderosos antioxidantes que, en conjunto, estimulan la eliminación de los desechos del cuerpo para evitar desequilibrios en el pH intestinal.

Dado que queremos que queden claras sus propiedades, a continuación compartimos en detalle los beneficios de ambos ingredientes.

Beneficios del yogur natural

El yogur natural es uno de los lácteos más recomendados para mejorar la salud digestiva, ya que aporta grandes cantidades de cultivos vivos que contribuyen a mantener la flora intestinal en perfectas condiciones.

Los probióticos que a menudo contiene son los conocidos como Lactobacillus (lactobacilos) y Bifidobacterium (bifidobacterias).

Ambas bacterias son similares a las que se encuentran en el cuerpo humano y, cuando se ingieren, protegen el intestino frente a las infecciones causadas por virus y bacterias.

Está comprobado que su ingesta regular puede prevenir y combatir los síntomas de afecciones gastrointestinales como:

  • La enfermedad de Crohn
  • El síndrome del intestino irritable
  • La gastritis
  • Las úlceras
  • La indigestión
  • La dispepsia

Sumado a esto, a través de la producción de lactasa, los probióticos disminuyen los síntomas de la intolerancia a la lactosa.

Por si fuera poco, es un gran refuerzo para el sistema inmunitario del cuerpo, ya que aumenta las defensas contra las cepas de virus y bacterias que ocasionan enfermedades.

Beneficios de los arándanos

arandanos

Los arándanos hacen parte del grupo de alimentos prebióticos, reconocidos por ser un “alimento” para la flora intestinal.

Su ingesta regular fortalece las bacterias saludables que protegen el cuerpo y, a su vez, neutraliza el ambiente del tubo digestivo para evitar la proliferación excesiva de microorganismos dañinos.

Tiene un alto contenido de fibra dietética, necesaria para la digestión de los alimentos y la posterior eliminación de los desechos del colon.

Se distingue como uno de los mejores desintoxicantes, ya que promueve la limpieza de la sangre y estimula la expulsión de las toxinas.

Su consumo frecuente aumenta la respuesta inmunitaria, combate el daño oxidativo y, de hecho, puede llegar a reducir el riesgo de padecer algunos tipos de cánceres.

¿Cómo preparar este saludable postre de yogur y arándanos?

delicioso postre de yogur y arándanos

Con este delicioso postre no solo consentirás tu paladar sino que podrás aliviar los síntomas de las enfermedades digestivas y del sistema inmunitario.

Es muy fácil de preparar y lo puedes disfrutar como parte del desayuno o durante la merienda.

Ingredientes

  • 1 taza de yogur natural con probióticos (200 g)
  • ½ taza de arándanos (75 g)
  • 2 cucharadas de miel de abeja (50 g)
  • 3 almendras trituradas (opcional)

Preparación

  • Pon el yogur natural en el vaso de la licuadora y mézclalo con la media taza de arándanos.
  • Tras obtener un batido cremoso, pásalo a una taza y añade las dos cucharadas de miel.
  • De manera opcional puedes decorarlo con almendras trituradas.
  • Incluso, si gustas le puedes añadir hielo para darle un toque refrescante.
  • Consúmelo una vez al día.

Como puedes ver, con un postre sencillo y fácil de preparar puedes promover tu bienestar de forma deliciosa y 100% natural.

Anímate a prepararlo en casa y comprueba por ti misma todas sus bondades.


Fuente