Los nervios son engañosos, y pueden manifestarse con sudor en las manos o, incluso, en todo el cuerpo.

¿Te gustaría dar esa imagen? No, ¿verdad? Lo peor es que, por causa de esa transpiración, puede empezar a producirse un mal olor. Muchas veces no percibimos ese hedor, pero quienes nos rodean, sí.

Las reacciones antes mencionadas posiblemente sean producto de un descontrol en el estado de ánimo. La buena noticia es que es posible neutralizarlo con una fragancia o perfume.

Los aromas tienen una cualidad positiva que puede equilibrar el humor de la persona. Los nervios o el mal humor pueden controlarse o modificarse con el aroma correcto.

Un perfume para combatir las manos sudorosas

Un estudiante pasa al frente de su clase porque es su turno de exponer y le sudan las manos porque está teniendo una reacción a los nervios.

Lo mismo le pasa a un desempleado que por fin consigue una entrevista de trabajo. Llega la hora, entra a la oficina y entonces sucede: la camisa empieza a humedecerse.

¿Qué pueden hacer el estudiante y el futuro trabajador? Ante todo, pueden evitar que siga ocurriendo esta situación. Pueden ir al médico y consultar su caso.

Mientras tanto, pueden aprovechar las técnicas de aromaterapia.

Resulta que hay aromas que puede relajarte. El perfume no hará que dejes de sudar, pero logra calmar tus nervios para que no se produzca la pronta transpiración.

Existen dos sustancias aromáticas que serán de mucha ayuda para combatir la sudoración: el aceite esencial de romero y la hierba mediterránea (Cynanchum acutum).

  • Ambas provoca un efecto energizante.
  • Son grandes estimulantes y solo tienes que oler el aceite aromático.
  • Los extractos aromáticos destilados de las semillas, hojas y pétalos de las plantas, son aceites esenciales que pueden hacer que las ondas cerebrales se relajen.

De esta manera se arrojan los pensamientos creativos que alivian la tensión. Esto aumentará tu confianza.

Para combatir la mala memoria

¿Quién no ha pasado por tener lagunas mentales? No te sientas mal si últimamente has estado olvidando dónde dejaste las cosas. Si lo tuyo es esporádico, lo que necesitas es un perfume con aroma a menta o un aceite esencial de menta.

Este rico olor te ayudará a crear nuevas soluciones y a tener más energía.

La Universidad Jesuita de Wheeling, en Virginia Occidental (Estados Unidos), realizó una investigación en la cual los participantes que utilizaron el aceite de menta como estímulo consiguieron ventaja sobre el resto.

Los participantes obtuvieron la delantera en pensamientos creativos y habilidades para resolver problemas.

Con respecto a esto, Jade Shutes, directora de la Escuela de estudios aromáticos de Carolina del Norte,  ha comentado que la “menta también ayuda a mantener la información”.

Así que, ya sabes, un perfume con notas de menta o directamente la esencia natural pueden ayudarte. Si eres estudiante, no te olvides de este truco durante la época de exámenes.

Contra los nervios alterados

Nervios

El embotellamiento en el tráfico es un suplicio para cualquier conductor.

Pasas horas atascado justo cuando debías llegar temprano a una importante cita. Haces ejercicios de respiración, tratas de escuchar música suave y nada te funciona. Solo imaginar esa situación, resulta enloquecedor.

Lo que necesitas es un perfume de rosa. Trata de que en tu vehículo no falte el aceite esencial de rosa. Este alivia la tensión nerviosa por la liberación de endorfinas en el cerebro.

Igual sucede cuando vas a enfrentarte a situaciones que sabes que te van a alterar los nervios.

Los efectos del aceite esencial de rosa duran bastante tiempo y te mantendrá relajado durante un examen en la universidad o en la escuela. También puedes perfumar a tus niños con este aroma.

Cuando la vida parece gris y te sientes desanimada

canela

Aunque seas la persona más feliz que existe, siempre habrá un día en el que, inesperadamente, tu alegría esté en el suelo. El perfume o aceite esencial de canela mejorará tu humor con gran facilidad, incluso mejor que el chocolate.

Para los estudiantes el chocolate les ayuda a activarse y les impulsa a trabajar con mucho más ánimo. También sucede con trabajadores que suelen leer mucho, como los periodistas y abogados.

Aprovecha los aromas que te da la naturaleza

La naturaleza fue perfectamente creada y cada planta tiene una razón de ser. Al momento de buscar tu nuevo perfume, piensa en las sensaciones que deseas lograr y elige las que te ayudan a equilibrar tu estado de ánimo.

Lo mejor es que estos efectos se transmiten a familia, amigos y cualquiera que esté cerca.


Fuente