El cristal que contiene la planta de aloe vera se ha valorado en muchas culturas por su elevado contenido de nutrientes y múltiples aplicaciones terapéuticas.

Está comprobado que es un excelente antiséptico y depurativo natural que puede destruir numerosos tipos de patógenos que afectan la salud.

También se destaca por ser un antiinflamatorio natural, idóneo para quienes padecen enfermedades como la artritis, el estreñimiento o las úlceras, entre otros.

Contiene 19 aminoácidos esenciales, sustancias necesarias para la formación y estructuración de las proteínas que requiere el cuerpo para las células y los tejidos.

Su consumo regular apoya la función metabólica y facilita la expulsión de las toxinas que se retienen en el cuerpo.

Lo mejor de todo es que es un ingrediente muy versátil que se puede incorporar de muchas formas en la dieta habitual.

Por ejemplo, gracias a su consistencia gelatinosa podemos emplearla como base para hacer una nutritiva mermelada natural.

La receta es muy fácil de preparar y nos da como resultado un reconstituyente y antiácido casero que podemos emplear con varios fines.

¿En qué consiste esta mermelada natural de aloe vera?

La mermelada natural de aloe vera es un producto 100% orgánico que, a cambio de muy pocas calorías, le brinda múltiples propiedades a la salud.

A diferencia de las confituras de frutas y las jaleas, esta es libre de azúcares refinados y otros añadidos químicos que no son saludables.

Se prepara a partir de la combinación de cristal de aloe vera con pectina, un tipo de fibra dietética que se encuentra en la corteza y el corazón de la manzana y que sirve como gelatinizante.

Esta es muy fácil de preparar en casa y es fundamental para lograr la coagulación de la mermelada.

¿Cómo preparar pectina casera?

Cómo preparar pectina casera

Para preparar este ingrediente es importante conseguir manzanas orgánicas y un colador de nylon forrado en gasa que ayude a lograr la correcta filtración.

Ingredientes

  • 900 g de cáscaras y corazones de manzana
  • 1,7 litros de agua

Instrucciones

  • Coloca las cáscaras y corazones de la manzana en una olla grande, agrégales el agua y déjalas a fuego medio hasta que se haya convertido en un puré.
  • Tras conseguirlo, déjalo reposar unos minutos y pásalo a través de un colador de nailon.
  • Resérvalo en un recipiente y procede a preparar la mermelada.

Receta de la mermelada casera de aloe vera

Receta de la mermelada

Otro de los ingredientes que añadiremos en esta receta casera es el prodigioso jugo de limón. En este caso no solo le dará más nutrientes, sino que actuará como un conservante natural para prolongar la vida útil del producto.

El gel de aloe vera no se debe someter a demasiado calor, ya que esto reduciría sus cualidades nutricionales y propiedades.

La clave para evitar que llegue a ebullición es combinarlo con la pectina antes de proceder a usar los demás ingredientes.

Necesitas:

  • 2 tazas de gel de aloe vera (500 g)
  • 1 ½ taza de azúcar orgánica (350 g)
  • 1 ½ taza de agua (350 ml)
  • 1 cucharada de pectina (20 g)
  • 2 cucharadas de jugo de limón (20 ml)
  • 1 frasco de cristal

Preparación

  • Coloca el agua en un cazo y ponla a calentar junto con el azúcar para forma un almíbar.
  • Remueve de forma continua con una cuchara de madera y asegúrate de que quede bien disuelta.
  • Debes tener en cuenta el tiempo de cocción, ya que si se deja demasiado en el fuego, pasará a ser un caramelo.
  • Una vez obtengas el almíbar, retíralo del fuego, espera que repose unos minutos y agrega el gel de aloe vera, la pectina y el limón.
  • Continua removiendo para que todo quede bien integrado y caliéntalo a fuego bajo para que se funda por completo.
  • Tras obtener la consistencia deseada, envásala en un frasco de cristal con tapa.

Modo de consumo

  • Esta mermelada natural se puede ingerir sola o acompañada con frutas y zumos naturales.
  • Consume una cucharada por la mañana y otra a media tarde.
  • Toma una cucharada adicional en caso de acidez estomacal, úlceras o infecciones.
  • Evita ingerirla en exceso porque tiene propiedades laxantes que puede causarte efectos no deseados.

¿Te gustó esta receta? Ahora que sabes cómo prepararla en casa, no dudes en usarla como complemento a tu alimentación.

Su ingesta habitual mejorará tu digestión, te ayudará a perder peso y evitará el desarrollo de varios tipos de problemas de salud.


Fuente