El kéfir es un producto probiótico que se elabora a partir de un proceso de fermentación que permite el crecimiento de una serie de bacterias beneficiosas para la salud.

Sus gránulos tienen un aspecto similar al de la coliflor, pero es mucho más blando y gelatinoso, además de contar con más propiedades medicinales.

Sus principales microorganismos son la bacteria Lactobacillus acidophilus y la levadura Kluyveromyces marxianus, aunque estos pueden variar en función de la región y el método de cultivo.

La receta tradicional se elabora con leche de vaca, la cual adquiere un sabor y textura similar al del yogur.

Sin embargo, también se puede preparar con agua de coco. Así obtendremos un plus de minerales esenciales a cambio de menos calorías.

A continuación queremos compartir el método de preparación para que no dejes de disfrutar de sus bondades en casa.

¡Pruébalo!

Kéfir de agua de coco para mejorar tu salud

El kéfir de agua de coco es un alimento fermentado que se elabora con agua de coco orgánica, sin haber sido calentada o procesada.

La combinación de este probiótico lácteo con los electrolitos y nutrientes del agua de coco nos proporciona un gran aliado para promover el bienestar de todo el cuerpo.

Durante el proceso de elaboración, los azúcares naturales se transforman en bacterias lácticas. Al ser absorbidas estas le aportan muchos beneficios al intestino.

  • Contiene minerales esenciales como el potasio, el sodio y el magnesio, necesarios para una correcta hidratación de las células y un buen funcionamiento muscular y cerebral.

Por otro lado, estos también promueven el buen funcionamiento del sistema renal, facilitando la eliminación de las toxinas y metales que forman piedras y obstrucciones en sus conductos.

  • Sus antioxidantes contribuyen a mejorar el riego sanguíneo del cuerpo, optimizando el proceso de oxigenación celular y el funcionamiento cardíaco.
  • De hecho, gracias a su aporte de vitamina E y ácidos grasos, es un buen complemento para controlar los niveles de colesterol y la presión arterial alta.
  • Sus bacterias saludables equilibran la flora microbiana del intestino, fortaleciendo las defensas y aumentando la capacidad para hacerle frente a los microorganismos dañinos que atacan el cuerpo.

¿Cómo preparar kéfir de agua de coco?

kefir-de-agua-de-coco

Para disfrutar de todas las bondades del kéfir de agua de coco solo debes seguir unos sencillos pasos que te permitirán hacerlo en casa.

Asegúrate de obtener el agua directamente de los cocos, ya que las presentaciones comerciales no suelen tener sus mismas propiedades.

Ingredientes

  • 1 litro de agua de coco
  • 100 gramos de gránulos de kéfir

Utensilios

Preparación

  • Introduce los gránulos de kéfir en un frasco de cristal y, a continuación, vierte el agua de coco.
  • Tapa el producto y déjalo en un lugar fresco y oscuro durante 48 horas.
  • Pasado este lapso podrás notar que los granitos de kéfir han subido hacia la superficie.
  • Pásalos a través de un colador fino y almacena los gránulos en el refrigerador para poder repetir la misma operación.
  • Mantén el kéfir fermentado durante dos días y, pasado este tiempo, consúmelo o abre el frasco para evitar que explote por la acumulación de gases que se producen durante la fermentación.

Modo de consumo

  • Puedes ingerir kéfir de agua de coco solo, o bien, lo puedes combinar con frutos secos y bayas para darle un sabor más agradable.
  • Lo ideal es consumirlo en ayunas para que sus propiedades nutricionales actúen durante toda la jornada.
  • También puedes tomar una pequeña porción en los momentos de fatiga o ansiedad por la comida.

¡Para tener en cuenta!

Beneficios del Kéfir

Los granos de kéfir se pueden reutilizar cuantas veces se desee, dado que la fermentación los mantiene en perfectas condiciones.

Por lo tanto, al finalizar la elaboración de la bebida, sigue estos consejos:

  • Toma los granos y ponlos en medio litro de agua con dos cucharadas de azúcar.
  • Déjalo reposar entre 2 y 4 días, destapándolo de forma ocasional, y escúrrelos.
  • Saca los gránulos nuevamente y combínalos una vez más con agua de coco.

Como puedes notar, preparar tu propio kéfir de agua de coco es muy beneficioso y sencillo.

Adquiere pronto los ingredientes y sigue esta sencilla receta para comenzar a disfrutar sus propiedades todos los días.

Si bien sus efectos no son inmediatos, con los días comenzarás a sentir un organismo más saludable.


Fuente