Todos sienten el llamado de la naturaleza. Esto lo saben muy bien los animales ya sean en estado salvaje o quienes permanecen en zoológicos, como es el caso ocurrido en el Parque Zoológico de Schönbrunn de Viena cuando dos pandas gigantes – llamados Yang Yang y Long Hui- deciden perpetuar la especie en el lugar.

Si bien este hecho ya es muy extraño debido ya que los pandas en cautiverio no acostumbran a aparearse tantas veces en estos sitios, lo cierto es que los cuidadores grabaron una escena aún más inusual en estos ejemplares que se encuentran en peligro de extinción.

Sólo una vez al año

(cc) fortherock / Flickr (cc) fortherock / Flickr

La temporada de apareamiento de pandas es una vez al año, en donde las hembras solamente son capaces de concebir durante dos o tres días, lo que hace más difícil su reproducción.

Pero la intensa chispa entre Yang Yang y Long Hui surgió efecto varias veces y el zoológico ha dado a conocer una particular escena en donde el panda macho recibe una “especial” respuesta de la panda hembra.

De acuerdo a un comunicado emitido por el zoológico austriaco, esto se trata de un hecho inaudito y esperan que los pandas vuelvan a su estado normal en un par de semanas más:

Esta es una sensación para los pandas gigantes. Otros zoológicos se basan únicamente en la inseminación artificial.

Con este acontecimiento, los cuidadores están esperando si se observan signos de embarazo, cuyo periodo de gestación es de 163 días.

Hasta la fecha, han nacido tres cachorros de panda en el zoológico de Schönbrunn. Cuando cumplieron dos años, fueron llevados a China en donde la mayoría de la especie vive en la montaña, según informa Yahoo.

Si bien los centros de preservación de estos animales han tenido gran éxito, en la actualidad hay menos de dos mil pandas en estado salvaje, según el Fondo Mundial para la Naturaleza.


Fuente