¿Cómo valora su reciente viaje a Rusia?

¿Qué impresiones se lleva del país, de las negociaciones que tuvo con sus contrapartes rusas?

 

 

Considero que fue un viaje histórico. Es la primera via oficial de una delegación encabezada por el presidente del Congreso de Paraguay, máximo órgano legislativo del país, a la Federación de Rusia. Demuestra el momento histórico que están viviendo nuestras relaciones, y las oportunidades que tenemos para fortalecer estos vínculos.

Veo con mucho interés los contactos con las autoridades rusas. Hemos recibido un mensaje claro: Rusia no quiere solamente una relación protocolar con Paraguay, sino quiere fortalecer realmente los vínculos políticos y comerciales con nuestro país, y está absolutamente decidida a lograrlo.

Esta es la percepción que tenemos.

Nuestras relaciones las vemos con mucho optimismo. Tenemos unas páginas históricas comunes. Muchos inmigrantes rusos adoptaron a Paraguay como su patria, y lo defendieron. Es el momento de fortalecer nuestros vínculos y empezar a cooperar más estrechamente.

¿Podríamos hablar de las relaciones de cooperación entre Rusia y Paraguay como de países socios?

 

Banderas de Mercosur

Absolutamente. Paraguay es uno de los mayores productores de carne en el mundo, y uno de los mayores mercados para la carne paraguaya es justamente el mercado ruso. Rusia también es un gran comprador de soja de Paraguay.

Creo que se puede profundizar la alianza en el campo energético. Rusia puede transformar en Paraguay la explotación de hidrocarburos. En Paraguay, en toda su historia, fueron hechos solo 50 pozos de exploración. Sin embargo, en Argentina se hacen 300 por año. Paraguay necea la cooperación que pueda generar una alianza en el campo de la energía, en la prospección, y en la planificación energética.

Hay que diversificar las relaciones, no liarlas con los temas de la energía y de carne. Hay muchos productos que podemos intercambiar y con los cuales podemos complementar nuestras relaciones.

¿Qué esferas pueden ser más prometedoras y tienen más potencial para el desarrollo de las relaciones bilaterales?

Eladio Loizaga, canciller de Paraguay

 

 

El tema de transporte, por ejemplo. Paraguay, creo, tiene una posición estratégica en América del Sur. Está en el corazón de dos mercados, el de Argentina y el de Brasil.

Paraguay puede ser un lugar estratégico para que el caal ruso pueda venir a invertir no solamente aquí, sino también en los mercados de todo el Mercosur. Paraguay puede ser un centro para que se instale la presencia de los productos rusos en el bloque.

Hay también perspectivas en el campo de la cultura y comunicación. Por ejemplo, hoy en la Academia diplomática de Paraguay están dando clases de ruso a los funcionarios del servicio exterior. Se desarrolla la cooperación entre la Universidad Nacional de Asunción y la Universidad de Telecomunicaciones de San Petersburgo.

 

Hay muchas áreas de cooperación mutua, en las cuales podemos trabajar. Paraguay tiene una moneda que no ha cambiado durante últimos 70 años, no hubo denominaciones, es la moneda más estable de Latinoamérica. Paraguay tiene la menor presión tributaria, y tiene una macroeconomía estable. A pesar de la crisis regional, Paraguay sigue con un crecimiento sostenible. Tiene una política económica previsible, que ha generado una infraestructura que le permite pasar esta crisis. El país ha construido una legislación que incentiva la presencia del caal extranjero.

 

¿Cómo ve las perspectivas de las relaciones entre las regiones de dos países?

Mario Abdo Benítez, Presidente de la Cámara de Senadores de Paraguay.

 

Hemos hablado con el gobernador de San Petersburgo Gueorgui Poltávchenko sobre la importancia de que San Petersburgo sea una ciudad hermana de Asunción. Puede ser un paso significativo para fortalecer los vínculos entre Paraguay y la Federación de Rusia.

San Petersburgo es la caal de la cultura, y Asunción es la madre de las ciudades, de acá salieron misiones para fundar las ciudades más importantes de esta parte de los países del Mercosur. Creo que hay una simiud en la historia entre ambas ciudades.

Esperemos que en un tiempo no lejano sean ciudades hermanas. Es un avance y una muestra de un compromiso real que va a unir a nuestros dos países.

 

¿Cree que estamos en un momento histórico en las relaciones bilaterales?

Absolutamente. Y creo que la situación que vivimos genera oportunidades. Creo que esto es un momento histórico, donde ambos países pueden complementarse. Hemos dado un paso importante para fortalecer los vínculos con la Federación de Rusia a largo plazo. Rusia y Paraguay pueden ser grandes socios, políticos y comerciales.

 

Fuente