Elevar la calidad técnica de la labor antivectorial consuye el reto de la segunda etapa de enfrentamiento y prevención de las enfermedades transidas por mosqos del género Aedes, afirmó el doctor Roberto Morales Ojeda, ular del Ministerio de Salud Pública, durante la quinta videoconferencia que chequea las acciones en todo el país.

Morales sostuvo que “entramos en una etapa para lograr la sostenibilidad de cuanto se hizo en el primer ciclo de 26 días”, donde se dio una batida mediante al Aedes mediante las labores de fumigación, inspecciones a locales y viviendas y el autofocal.

La batalla principal tiene que dirigirse a eliminar el vector, pues estamos muy lejos aún del índice de 0,05 % de infestación que se requiere para ear la transmisión de enfermedades, sentenció.

Al final de la videoconferencia, Esteban Lazo Hernández, miembro del Buró Política y presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, advirtió que se debe ear que lleguemos a una tercera fase de la etapa intensiva, con la consolidación del trabajo.

Se ha trabajado duro, y hay un salto en los datos que se reportan en los indicadores de la campaña antivectorial, lo que demuestra la disminución del problema que enfrentamos, manifestó Lazo, y resaltó que cada provincia conoce donde están sus principales deficiencias y trabajan por eliminarlos.

Estoy seguro que si todo este esfuerzo se hubiera hecho con más calidad estaríamos se habría avanzado más, aseveró. Llamó a continuar mejorando durante la próxima semana para llegar al Congreso del Partido con una uación epidemiológica más favorable aún.

Catorce provincias del país, y 46 municipios presentan transmisión de dengue, mientras el índice de incidencia de casos sospechosos ha disminuido, y la Isla de la Juventud no reporta casos en las últimas dos semanas. Los terorios con tasas de incidencias más altas son Santiago de Cuba, La Habana, Mayabeque, Guantánamo, Ciego de Ávila y Artemisa, mientras los valores más bajos corresponden a Villa Clara, Granma, Holguín y Pinar del Río.

La certificación de los centros de trabajo saneados se incrementa respecto a la semana anterior, alcanzando el 97,5 % del total reportado; por debajo de la media del país están Mayabeque, La Habana y Camagüey.

Respecto a la semana anterior, continúa disminuyendo el número de centros de trabajo que resultan poivos al vector: nueve contra 29, acumulándose hasta el momento145; la mayor incidencia de focos se encontraron en centro correspondientes al Comercio Interior y al Ministerio de Educación; la provincia que más tiene es La Habana con 6.

Los aspectos negativos de la campaña hasta el momento son la falta de calidad en el tratamiento focal, que evidencia falta de capaación de las fuerzas que participan, permanencia de viviendas cerradas, depóos elevados sin inspeccionar, baja captura de mosqos adultos e insuficiente control de calidad.

En ocasiones se incumple el aviso previo de la fumigación a las viviendas, deficiencias en los análisis técnicos de la uación entomo epidemiológica, fundamentalmente en las áreas de salud, no se logra integrar en todos los casos el operario al equipo básico de salud, así como persistencia de problemas medioambientales que propician la persistencia de criaderos y la proliferación del vector. No siempre se logra el abordaje integral en el control de los focos.

Fuente: http://www.trabajadores.cu/20160326/labor-antivectorial-mas-calidad-tecnica-lograr-sostenibilidad/