Devolverle brillo y fuerza al cabello quemado es una de las tareas más complicadas que tenemos dentro de nuestra rutina de belleza.

El uso continuo de planchas y secadores, la exposición al sol y la aplicación de tintes químicos son las razones principales por las que el pelo pierde humedad y se estropea.

Lo más preocupante de todo es que disminuye su crecimiento natural y es difícil mantenerlo con un aspecto sedoso y abundante.

Por tal razón, la industria cosmética ha desarrollado cientos de productos estéticos cuyo fin es nutrir y reparar las hebras de pelo dañadas para volver a lucir una melena perfecta.

El problema es que no todos están al alcance de quienes los necesitan y, algunas veces, no ofrecen los resultados esperados.

Teniendo en cuenta todo esto, hemos querido compartir varias mascarillas naturales que pueden ayudar a conseguir resultados similares sin tener que gastar de más.

¿Te animas a probarlas?

Aceite de oliva, cerveza y mostaza

Esta mascarilla natural tiene un alto contenido de ácidos grasos esenciales y sustancias antioxidantes que le devuelven la humedad natural al pelo.

Su aplicación regular sobrepone los nutrientes que se pierden por el exceso de calor y disminuye el exceso de caída.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)
  • ½ vaso de cerveza (100 ml)
  • 2 cucharadas de mostaza (40 g)

¿Cómo prepararla?

  • Incorpora el aceite de oliva y las cucharadas de mostaza en un cuenco.
  • Agrega la cerveza y combina todo hasta obtener una pasta homogénea.
  • Esparce el producto por todo el cabello, en especial en las puntas quebradizas.
  • Deja que actúe 30 minutos y enjuaga con abundante agua fría.
  • Repite el tratamiento dos veces a la semana.

Aguacate y aceite de coco

Aguacate y aceite de coco

Los ácidos grasos y la vitamina E de este tratamiento casero combaten el exceso de sequedad en el cuero cabelludo y ayudan a reparar las puntas abiertas.

Ingredientes

  • 1 aguacate
  • 3 cucharadas de aceite de coco sólido (45 g)

¿Cómo prepararla?

  • Corta por la mitad el aguacate y extrae la pulpa con la ayuda de una cuchara.
  • Vierte la fruta en un tazón y combínala con el aceite de coco hasta obtener una pasta cremosa.
  • Extiende la mascarilla por todo el cabello, cúbrelo con un gorro y déjala actuar 20 minutos.
  • Enjuaga como de costumbre y repite su uso tres veces por semana.

Aceite de argán y aloe vera

Aceite de argán y aloe vera

El aceite de argán, también conocido como “oro líquido de Marruecos”, es un producto rico en ácidos grasos insaturados que retienen la humedad natural del cuerpo cabelludo.

Sus compuestos activos reparan las fibras de pelo quemadas y mejoran su hidratación para un crecimiento saludable.

Por su parte, el gel de aloe vera proporciona una acción regeneradora que nutre las células y los folículos pilosos.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite de argán (48 g)
  • 4 cucharadas de gel de aloe vera (60 g)

¿Cómo prepararla?

  • Deposita en un bol las cucharadas de aceite de argán y el gel de aloe vera.
  • Mézclalos con la ayuda de un tenedor y asegúrate de dejarlos bien incorporados.
  • Aplica el producto desde las puntas hacia la raíz y cúbrelo con un gorro.
  • Espera 40 minutos y enjuaga con tu champú habitual.
  • Puedes repetirlo hasta tres veces a la semana, según tu necesidad.

Mayonesa y aceites

Mayonesa y aceites

La mayonesa es uno de los productos más utilizados para embellecer el pelo de forma natural, ya que contiene proteínas, vitamina E y ácidos grasos esenciales que humectan y protegen.

Sus propiedades suavizan las cutículas del pelo, disminuyen el exceso de sequedad y equilibran el pH del cuero cabelludo para evitar la caspa.

En esta mascarilla la mezclamos con aceites saludables, como el de oliva y el de ricino, para incrementar su poder humectante y reparador.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de mayonesa (90 g)
  • 5 gotas de aceite de oliva
  • 5 gotas de aceite de ricino
  • 2 cápsulas de vitamina E

¿Cómo prepararla?

  • Coloca la mayonesa en un bol y mézclala enérgicamente con el aceite de oliva y el de ricino.
  • Sin dejar de remover, agrega las cápsulas de vitamina E y combina todo hasta obtener un producto homogéneo.
  • Extiende el tratamiento sobre el pelo seco, desde la mitad hacia las puntas.
  • Déjalo actuar durante 30 minutos y enjuaga.
  • Úsalo, por lo menos, una vez a la semana.

Ten en cuenta que para conseguir óptimos resultados debes reducir el uso de elementos de calor y mejorar tu alimentación.

Elige el tratamiento que más te llame la atención y pruébalo durante varias semanas para recuperar el brillo y la vitalidad de tu cabello.


Fuente