La gran cantidad de energía que se subastará en la liación  de julio (cerca de 12.500 GWh) para el período 2021-2041, ha despertado un fuerte interés tanto en las generadoras eléctricas existentes, como en las que buscan ingresar al sistema.

Según los expertos, esta uación anticipa un alto nivel de competencia y precios bajos en la subasta a clientes regulados (hogares y pymes), ya que, entre otras cosas, las compañías convencionales y las de fuentes de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) se juegan varias cartas.

En el caso de los actores convencionales, se enfrentan a un desafío importante. De acuerdo a datos entregados en el informe final de liaciones de la Comisión Nacional de Energía (CNE) y a estimaciones de fuentes de la industria, durante el período que va de 2020 a 2022, Endesa Chile -controlada por Enel a través de Enersis- y Colbún -ligada al grupo Matte- tendrán vencimientos de contratos con clientes libres y regulados por montos en torno a 25% de la energía que podrían colocar en dichos mercados.

En el caso de AES Gener, de caales estadounidenses, los contratos que se le vencen equivalen a cerca de 15% de la energía que podrían inyectar en ese período.

“Los agentes que llevan varios años en el mercado van a tener una gran energía disponible para ofertar en este proceso, por lo que podrían abarcar una buena parte de lo subastado”, sostuvo Ramón Galaz, director de la consultora Valgesta.

María Isabel González, ex secretaria ejecutiva de la CNE, complementó esta visión. “Las empresas están muy interesadas en colocar esa energía, lo que va a hacer más compeiva la liación. Además, en 2021 se acaban estos contratos, por lo que habrá potencialmente nueva generación”, indicó la también gerenta general de la consultora Energética.

De hecho, Endesa confirmó la particiáción en el proceso y dijo que lo hará “con un mix de energía, tanto de proyectos futuros como optimizando la cartera existente para ser más compeivos”. En tanto, Colbún y AES Gener declinaron dar declaraciones.

El real peso de las ERNC

El gobierno viene impulsando el desarollo de las ERNC, lo que, entre otros factores, ha perido que estas firmas hayan sido protagonistas en los últimos procesos de liación. De hecho, en la subasta de octubre pasado se adjudicaron el 100% (en torno a 1.200 GWh).

Sin embargo, en el mercado hay discrepancias en torno a la verdadera capacidad que tendrán para enfrentar el proceso de julio, principalmente por la enorme cantidad de energía que se subastará. Algunas fuentes estimaron que sólo podrían apostar por hasta el 40%.

“No me atrevería a decir cuánto podrían poner las ERNC. Pero si uno mira el último proceso, la cantidad de ERNC que se presentó superó los 5.000 GWh, lo que podría servir de referencia”, proyectó Galaz.

De todos modos, el experto precisó que la cantidad que puedan ofertar dependerá, principalmente, de si son capaces de entregar suministros de 24 horas.

En la última liación, 38 fueron las firmas que presentaron ofertas, una cifra que fue destacada como todo un récord por el gobierno y las distribuidoras, tras conseguir doblar las 17 propuestas consignadas en diciembre de 2014. Para este proceso, de acuerdo a fuentes del sector, se espera que al menos 30 firmas presenten ofertas, considerando que varios actores internacionales quieren entrar al mercado local.

“Se dará un alto nivel de competencia, no solamente por parte de los actores que ya están sino que también con los nuevos actores que quieren ingresar al mercado. La competencia será muy intensa y, por lo mismo, el nivel de precio debiera reflejar esto”, aseveró Galaz.

González, en tanto, sostuvo que el resultado de la subasta puede marcar un nuevo récord .“Va a ser una liación muy compeiva, donde debiesen adjuntarse precios bastante bajos, menores incluso que la anterior liación, que ya fueron bajos (US$ 79,3 GWh)”, indicó.


Fuente