La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicó el video de la audiencia pública en que Melchora Surco Rimachi, la líder indígena y comunal en Espina, Cusco, habló del impacto que ha tenido la extracción minera en su zona.

En la provincia los pobladores de las comunidades campesinas viven contaminados con excesos de minerales cancerígenos en sus cuerpos, debido a los desechos emanados de la antigua minera Xstrata Tintaya que hoy está en manos de la suiza Glencora, que controla el 50% del mercado mundial de cobre.

Durante la audiencia, Melchora expresó con palabras llenas de tristeza:

Antes cuando era niña, vivía tranquila, feliz, contenta, brincando, llena de flores y llena de mariposas cuando no estaba la empresa minera. Hoy en día vivo decepcionada.

Se cuestionó el por qué de la existencia de una zona minera en su tierra y recalcó que no viene a calumniar a su estado, sino que dar a conocer que quiere justicia.

© convoca.pe © convoca.pe

Un informe ambiental da cuenta de la gravedad del asunto tras el análisis de muestras de sangre y de orina de los habitantes de las comunidades de Huisa y Alto Huancané en Espinar. Todos están expuestos al arsénico, mercurio, cadmio y plomo. Las sustancias más peligrosas según la Organización Mundial de la Salud.

En la instancia de la CIDH, la representación del estado peruano reconoció la existencia de problemas de salud asociados a la contaminación por los metales pesados. Sin embargo, no existen pruebas concluyentes para determinar la responsabilidad de la empresa minera.

Ver en YouTube

Fuente