Una buena noticia en materias de conservación fue la anunciada hace unos días. Las tortugas verdes marinas (Chelonia mydas) que habitan en Florida y en la costa oeste de México, acaban de salir de la lista mundial de especies en peligro de extinción.

Han estado protegidas desde 1978 y hoy algunas han sido reclasificadas por el National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) Fisheries y el US Fish and Wildlife Service, como especies amenazadas.

Desde finales de los años setenta hasta la fecha que se ha incrementado el número de tortugas verdes, gracias a los exitosos esfuerzos de conservación que han podido recuperar sus poblaciones en dichas zonas.

Si bien estas tortugas que llegan a medir poco más de un metro y a vivir 100 años, ya no tienen el peligro inminente de desaparecer, aún se deben mantener bajo vigilancia, ya que aún se enfrentan a amenazas como las redes de pesca, la alteración de su hábitat, enfermedades y desechos marinos.

Este cambio también divide la población de tortugas verdes de todo el mundo en 11 subpoblaciones para permitir que los conservacionistas organicen mejor su tarea. Así por ejemplo, las poblaciones en los mares Mediterráneo, Pacífico Sur y Pacífico Occidental, siguen estando en peligro de extinción.

Fuente