Aunque parezca increíble en ocasiones hasta las plantas más tenaces y resistentes se niegan a funcionar. Hasta te puede suceder con la glicinia o glicina, Wisteria sinensis o frutescens. Conocida por su capacidad invasiva esta fantástica trepadora nos llena el jardín con su prodigiosa floración. Pero también ella en ocasiones puede negarse a regalarnos sus flores. Veamos pues cómo tratar este problema.

Lo primero, y tanto, es comenzar por su localización. Hemos de asegurarnos que el lugar elegido para plantar la glicinia esté protegido de corrientes de aire y que reciba suficiente luz. ¡Ah! y procura acertar a la primera pues a la glicinia no le gustan los transplantes.

Otro punto fundamental si quieres que tu glicinia florezca profusamente todos los años es podarla a conciencia al final de cada temporada. Pero también precisará una poda de primavera justo antes de que florezca. Y un poco de paciencia tampoco te irá mal pues la glicinia puede tardar entre dos y tres años en florecer por primera vez.

La glicinia florece cuando recibe suficiente luz y calor y cuando sus tallos ya no pueden trepar más. La planta tiene como prioridad extender sus ramas y follaje antes de florecer.

En la poda de primavera es importante elegir el tallo más fuerte y resistente para entutorar y cortar los que le puedan quitar protagonismo. Cortaremos las ramas largas que salen del tallo principal a unos 40 cm. Las ramas laterales se cortan a dos yemas para mejorar la floración. También es importante eliminar los chupones que puedan salir entre dos ramas.

Con estas últimas medidas estaremos mejorando el crecimiento en horizontal de la planta que es un factor importante a la hora de su floración. Tampoco está de más mantener una rutina durante todo el verano e ir retirando crecimientos excesivos o incorrectos cada 15-20 días.

El abonado lógicamente también tiene gran importancia en la floración. Como principio básico hay que controlar el contenido en nitrógeno del suelo pues un exceso hará que la planta crezca mucho en cuanto a follaje pero florecerá menos. La fertilización en época de floración es muy similar a la de los rosales y por lo tanto podemos usar abonos específicos para rosas.


Fuente