Un reciente estudio desarrollado por la Universidad de Oxford concluyó que si todos adoptáramos una dieta en base a los principios veganos, bajaríamos considerablemente nuestras emisiones de carbono con respecto a la actualidad. Además, la investigación publicada en la prestigiosa PNAS indicó que a 2050 podríamos evitar 7.3 millones de muertes si seguimos una dieta vegetariana. Esta cifra  aumentaría a 8.1 millones si decidimos por una dieta vegana.

Los gases de efecto invernaderos podrían reducirse en casi dos tercios si nos proponemos dejar la industria de la carne y todas las actividades relacionadas. De preferir el camino vegetariano, decrecería nuestro nivel de emisiones en un 63%; versus un 70% en caso de que optemos por la vía vegana.

No esperamos que todo el mundo se convierta vegetariano, pero los efectos del cambio climático del sistema alimentario van a ser difícil de abordar y probablemente requerirá más que sólo los cambios tecnológicos”, indicó el Investigador Principal del Departamento de Salud de la Población, Marco Springmann.

Sumado a esto, podríamos dejar de gastar cerca de USD $700 millones en concepto de asistencia y licencias médicas por patologías asociadas al consumo de carne.

¿Es hora ya de cambiar nuestro switch alimentario?

Fuente Original