Microbios versus gasolina y diésel

En todo el mundo existen antiguos tanques subterráneos abandonados, que eventualmente tiene fugas y representan un enorme peligro para los ecosistemas y el Medio Ambiente local. Pero esto también puede suceder en las que están en funcionamiento y hasta ahora la limpieza de estos derrames dependía de la aplicación de detergentes.

El problema es que los costos de limpieza eran enormes y los productos químicos empleados no siempre resultan respetuosos con el Medio Ambiente. Según Derek Peak, un científico especializado en suelos de la mencionada Universidad: “a veces resulta tan malo o peor, el remedio que la enfermedad”.

Peak explicó que solo en la zona oeste del territorio canadiense hay al menos 1500 estaciones de servicio en desuso y el costo actual de remediación de las fugas se estima en alrededor de 1 millón de € por sitio, sin contar los estragos medioambientales y ecológicos que puedan causar.

Gracias a una subvención del gobierno federal, Peak y su equipo están tratando conseguir la fórmula mediante la cual se pueda “instar” a los microbios ya presentes en el suelo, para que se ocupen de descomponer naturalmente la gasolina y el diésel derramados.

Un poco de ayuda

Parten de la premisa de que, si de forma natural estos microbios son capaces de atacar a los compuestos biológicos (y los combustibles tienen un origen orgánico), solo sería necesario encontrar las condiciones adecuadas para fomentar su crecimiento e inducirlos a “trabajar” a favor del Medio Ambiente.

Estos combustibles les aportarían los nutrientes habituales de los cuales dichos microbios se alimentan, dado que son parte de la cadena alimenticia ubicándose en el sector más bajo, el de los descomponedores.

Hasta ahora se enfrentan a la falta de especificidad, dado que los microbios suelen elegir varias fuentes de alimentación y el grupo necesita que se dediquen a atacar exclusivamente a los combustibles y que lo hagan de forma natural.

Peak sostiene que, si su tesis es correcta, no solo podrían ahorrar millones al gobierno en limpieza de derrames y fugas, sino que la solución sería prácticamente inocua para el Medio Ambiente y los ecosistemas circundantes al origen de las fugas.

 

http://www.innovaticias.com