Las 134 ampollas han sido instaladas en cuatro lugares diferentes de una región francesa. El contacto con la naturaleza es uno de los factores diferenciadores clave de este hotel.

En este alojamiento, los amantes de la naturaleza tienen la oportunidad de pasar toda la noche mirando las estrellas.

Todas las habitaciones tienen un telescopio y un mapa celeste para que los huéspedes admiren el universo. Además, la iluminación nocturna de las instalaciones se realiza utilizando linternas.

Según Murielle Giovansili, representante de la cadena hotelera, se diseñó pensando en la ecología. El plástico que se ha utilizado para construir las burbujas puede ser fácilmente reciclado, el impacto de la construcción sobre el terreno es casi nulo.

El alojamiento puede eliminarse del lugar sin gran dificultad y consume una mínima cantidad de energía.

El alojamiento cuesta sobre 100 euros por noche, pero hay varios paquetes más baratos para diferentes periodos de tiempo.

Ecoportal.net

Ecoinventos

http://ecoinventos.com/