Esta forma de producir energía proviene de la empresa Pavegen Systems, y es ideal para sitios donde acuden miles de personas diariamente como aeropuertos, colegios, estaciones de tren y centros comerciales. Y es justo este último escenario, el más reciente sitio público donde serán instaladas las baldosas generadoras de energía, ya que a partir de este verano comenzarán a funcionar en el Westfield Stratford City, uno de los centros comerciales más visitados del este de Londres. La energía generada por los miles de visitantes se almacenará para ser utilizada en una variedad de aplicaciones, incluyendo la iluminación peatonal y la publicidad del centro comercial.

Según nos cuentan los autores de la iniciativa, “esta tecnología ofrece la primera forma tangible para que las personas se comprometan con la generación de energía renovable”. De acuerdo a Pavegen Systems, un solo paso puede producir alrededor de 7 vatios de electricidad, según el peso de la persona. Una vez se capta la energía eléctrica, 5% de ella se utiliza para encender la baldosa y el 95% restante se almacena para su uso posterior o se utiliza directamente en  la aplicación para la cual está destinada.

Las baldosas que se utilizan para generar este tipo de energía renovable tienen un tamaño de 45 por 60 centímetros y producen un  resplandor de color verde brillante cuando son pisadas. Además son sostenibles en su fabricación, ya que etán hechas de caucho reciclado y otros materiales, también reciclados, diseñados para remplazar los sistemas de pisos existentes.

Tendencia que se expande

De acuerdo a la National Geographic, “cerca de 30 proyectos Pavegen permanentes y temporales se han instalado ya en el Reino Unido y Europa. Cuatro de estas baldosas se han alineado en un pasillo en una escuela para niños en Canterbury, Reino Unido, capturando energía a partir de los pasos de sus 1.100 estudiantes, con lo cual se mantiene el corredor iluminado”.

Estas ecológicas baldosas generadoras de energía renovable son una tendencia creciente en todo el mundo. Pavegen está trabajando actualmente con la empresa alemana Siemens para instalar las baldosas en una plaza en Australia, con el fin de autoabastecer su iluminación.  También hay planes para instalarlas en las estaciones de tren de la capital británica y en algunas escuelas.

Una idea que esperamos sea imitada alrededor del mundo, que aunque puede ser costosa en un principio, será beneficiosa a corto plazo al producir la energía que se necesita para el consumo.

Smpart Planet

http://www.smartplanet.com