El Chery FV2030 es el modelo más impactante que se luce en Auto China, el Salón Internacional del Automóvil de Beijing.

Un sistema de propulsión mecánica eléctrica y un modo de conducción autónoma movilizarán esta creación que busca anticiparse al futuro. Su denominación 2030 no pareciera antojadiza: para tal fecha presume Chery haber proyectado tal consideración.

Presume de una estética radical, quizá tal diseño haya sido el principal motivo de una presentación anticipada del futuro según la concepción de la firma china.

El formato SUV utilizado se alinea a los últimos desarrollos majestuosos de la industria: las versiones todoterreno urbanas -de gran altura y carrocería estilizada- dominan la escena automovilística actual.

Su carrocería coupé, su aspecto frontal agresivo, su parte trasera angular y sus líneas bien definidas le transfieren una silueta rupturista.

0001chery1

Chery emplea una gran puerta de apertura de clase “alas de gaviota” que otorga el acceso a todas las plazas del coche. Impacta también por la amplia superficie de cristal que mantiene el mismos color de la carrocería.

Las ruedas se integran a una concepción con fines atractivos: cubiertas de gran tamaño se combinan con llantas de aleación igual de sugerentes. Las ópticas delanteras y traseras se unen por una misma matriz horizontal que rodea y disecciona la carrocería. El logo de Chery se funde sobre esta línea de la parrilla frontal.

0001chery-fv2030-china-4a-660x389

En el interior minimalista de la obra asiática se distinguen asientos refinados tapizados en cuero blanco, una iluminación LED que empuja una figuración vanguardista y un display holográfico en 3D asociado a un suministro de sistema de información y entretenimiento que brinda datos relativos al vehículo y su entorno.

0001chery-fv2030-china-4-660x457


Fuente