Tao Zhu Yin Yuan se llama el edificio. “El retiro de Tao Zhu”, en español, es un edificio diseñado por el arquitecto Vincent Callebaut quien tiene una visión muy ambiciosa: crear una civilización que ahorre energía y absorba carbono para luchar contra el calentamiento global.

Ubicado en Taipei, la capital de Taiwán, Tao Zhu Yin Yuan podría estar listo en septiembre de este año, en un complejo residencial que incluye la plantación de 23.000 árboles y arbustos.

Aunque Callebaut compara la construcción con un bosque urbano, su apariencia está realmente modelada por un hijo de ADN, una doble hélice que se dobla 90° de la base al techo.

Si todo sale como ha sido planificado, Callebaut dice que las plantas absorberán 130 toneladas de emisiones de dióxido de carbono (CO2) cada año, el equivalente a casi 27 autos.

Taiwán produjo más de 250 millones de toneladas de CO2 en el 2014, según la Agencia Internacional de Energía Callebaut admite que el suyo es un paso pequeño, pero insiste en que es “un gran salto (contra) el calentamiento global”.

“La torre presenta un concepto pionero de eco-construcción residencial sostenible que ayudará a reducir la huella de carbono de sus habitantes”, explica el arquitecto.

0001Tao_Zhu_Yin_Yuan_Collage

El edificio de 21 pisos también está diseñado para que sus residentes ahorren en consumo de energía. El diseño utiliza la luz y la ventilación natural e incluye un sistema de reciclaje de agua lluvia y paneles solares en la azotea.

Vicent Callebaut ha estado detrás de varias de las construcciones más ecológicas de los últimos años. Desde un jardín flotante diseñado para limpiar los ríos de Europa, hasta rascacielos bajo el agua creados de basura encontrada en el océano.

Otros de sus proyectos son construir una granja urbana de 132 pisos en Nueva York y transformar París de “Ciudad Luz” a “Ciudad verde inteligente”, hacia el año 2050.

“Tan extravagantes y futuristas como pueden verse, el corazón de todos mis diseños es un intento de abordar la amenaza real que hoy las ciudades representan para la humanidad y nuestro balance ecológico”, dijo.


Fuente