El género Epidendrum es el que cuenta con mayor número de especies de orquídea, más de 1000 distintas se pueden encontrar entre la Florida y el norte de Argentina. La mayoría de las especies de orquídeas de este género son epífitas, es decir que crecen encima de los árboles.

Hay que recordar que las orquídeas terrestres crecen bien sobre el sustrato para epífitas pero éstas no crecen bien sobre sustrato normal, hay que usar uno especial para plantas epífitas. La especie Epidendrum tiene una gran diversidad morfológica, unas orquídeas tienen pseudobulbos prominentes, otras tienen tallos secundarios alargados similares a cañas, también pueden tener tallos simples o ramificados. Son plantas muy resistentes que crecen en diversos climas, desde los bosques húmedos y sombreados de los Andes hasta los pantanos cálidos de Florida.

epidendrum-una-orquidea-robusta-y-elegante-02

Las flores tienen numerosas diferencias en la forma y tamaño pero generalmente se desarrollan a partir de una espiga y la inflorescencia puede ser un racimo simple, umbeliforme o panícula difusa. Los colores son también muy variados, verde, naranja, rojo, amarillo, blanco, rosa o morado. Son flores de larga vida y en el caso de los racimos las flores se van abriendo de abajo hacia arriba de forma secuencial. Las especies que florecen en primavera son las que tienen las flores más aromáticas.

epidendrum-una-orquidea-robusta-y-elegante-03

Para iniciar el cultivo en casa de una orquídea del género Epidendrum hemos de conocer sus necesidades concretas pero por lo general procuraremos regar sólo cuando las raíces se hayan secado. En general crecen bien con una luminosidad media del 50%, temperaturas que oscilen de 10 ° a 35 ° C y una humedad de 50 a 80%. La receta para una buena floración de las orquídeas Epidendrum es la combinación de una fertilización adecuada y abundante luz.

epidendrum-una-orquidea-robusta-y-elegante-04

Corteza de pino, carbón y piedras de río o grava es el sustrato que hemos de utilizar para el cultivo de las Epidendrum. El humus de lombriz es un magnífico fertilizante para estas orquídeas. Aunque puede que el fertilizante orgánico líquido sea la mejor opción, por su facilidad de uso, pues enriquece el sustrato y aporta los nutrientes que precisa la planta al instante. Algunas de las especies más cultivadas de este género actualmente son la Epidendrum radicans y la Epidendrum stamfordianum. Este género es muy utilizado en la creación de híbridos buscando que transmita sus características de robustez, colores y floración.

epidendrum-orquidea-3

epidendrum-orquidea-2

epidendrum-orquidea-1

Fuente