Por lo general, la humedad es la causante de los malos olores en los lugares cerrados, y esto puede traer consecuencias sobre nuestra salud, perjudicando nuestras vías respiratorias, y otro inconvenientes, por ello es necesario conocer estos trucos que te ayudarán a evitar que se acumulen malos olores en esos espacios pequeños del hogar.

Aprende cómo eliminar los malos olores de los lugares cerrados

La concentración de malos olores afecta las vías respiratorias, además de perturbar el ambiente que debería tener un olor agradable o no tener ninguno, pero hay ocasiones en que se presenta este problema y no sabemos cómo combatirlo, quizás porque no detectamos de donde proviene o porque su causa es difícil de combatir, como la humedad, el uso de químicos o porque se han guardado algunas cosas demasiado tiempo en él y tienden a acumular polvo. Acá dejamos algunos trucos para eliminar esos olores desagradables en espacios que no tienen ventilación, dos cosas son eficaces para esto, el carbón vegetal y el alcanfor.

Detectar la fuente del mal olor

Revisar primero si hay ropa sucia, zapatos viejos y cualquier cosa que retenga la humedad, si se trata de zapatos, hay que lavarlos y dejarlos secar primero al sol y aire, luego, antes de guardarlos de nuevo, colocarles un poco de talco para los pies y almacenarlos preferiblemente en su caja de cartón o disponerle una, el cartón absorbe la humedad y evita que se acumule en los zapatos. También puedes añadirles una bolsita de gel de silice.

Otra cosa que podemos hacer, es dejarle las bolsitas de silicón que vienen en la caja al comprarlos o en el closet, colocar un trozo de carbón envuelto en un trozo de tela. Si el olor proviene de ropa sucia, después de lavarla y secarla, antes de guardarla vamos a rociar un poco de ambientador en el lugar o desinfectante de pisos, dejamos que seque y guardamos la ropa, preferiblemente la cubrimos con bolsas plásticas.

Para eliminar el mal olor de los cuartos

En cada esquina del cuarto, colocaremos un cuadrito de alcanfor y un trozo de carbón. Evitar fumar dentro del cuarto, dejar zapatos fuera del closet y cambiar las sabanas de la cama al menos una vez a la semana, mantener el piso del cuarto lo más limpio posible, se recomienda barrer a diario el espacio cerrado y al menos una vez por semana coletear o lavar el piso. Sacudir el polvo de las paredes y usar ambientadores. No dejar que las mascotas se queden en espacios cerrados, como los cuartos o sótanos.

Elimina el mal olor en lugares cerrados

También para eliminar estos malos olores, se recomienda guardar jabones de ducha sin el empaque en la habitación cerrada, limpiar con desodorizantes y nunca guardar allí ropa mojada, toallas o cualquier tipo de tela que no esté seca. En las partes altas como columnas, vigas o soportes del cielo raso, se pueden poner trozos de carbón vegetal que absorben la humedad y los malos olores.

Con estos sencillos trucos podrás disponer de un lugar más grato y evitar que los olores a encierro perjudiquen tu salud y tranquilidad.


Fuente