El acné es uno de los trastornos cutáneos que más afecta a las personas, sobre todo durante la etapa de la pubertad.

Se caracteriza por la formación de unos pequeños granos de sebo que, por lo general, aparecen en el rostro, la espalda y otras partes del cuerpo.

Si bien no suelen causar dolor y desaparecen con el paso del tiempo, la mayoría busca métodos para eliminarlos porque consideran que son antiestéticos.

En respuesta a esta necesidad, la industria cosmética ha desarrollado una amplia variedad de tratamientos que aceleran la recuperación de la piel.

No obstante, muchos no dan los resultados esperados y provocan reacciones indeseadas por su composición con químicos agresivos.

Por fortuna, existen otros tipos de alternativas que, con ingredientes 100% naturales, contribuyen a tratarlos en poco tiempo para lograr una piel limpia y saludable.

¿Te interesa conocerlas?

1. Mascarilla de aspirina y limón

La mascarilla de aspirina y limón es un remedio popular que no solo elimina los molestos granos de sebo, sino que estimula la regeneración cutánea para evitar las cicatrices.

Sus principales bondades se le atribuyen a su alto contenido de vitamina C y ácido salicílico, dos compuestos antioxidantes que limpian en profundidad los poros.

Ingredientes

  • 6 pastillas de aspirina
  • El jugo de ½ limón

¿Qué debes hacer?

  • Pon las aspirinas en un mortero y tritúralas hasta obtener un polvo fino.
  • Mézclalo con el jugo de limón fresco y forma una pasta espesa.
  • Frótala sobre los granos de acné y espera a que actúe cinco minutos.
  • Enjuaga y repite su uso tres veces a la semana.

* Evita la exposición al sol tras usar esta mascarilla, ya que puede manchar la piel.

2. Mascarilla de yogur y aceite esencial de árbol de té

El ácido láctico del yogur y los compuestos antibacterianos del aceite de árbol de té nos ayudan a obtener un tratamiento completo para aliviar el acné.

Gracias a sus propiedades regulan el pH natural del rostro y mitiga la producción excesiva de grasa para conseguir un aspecto más fresco y saludable.

Ingredientes

  • ½ taza de yogur natural (122 g)
  • 6 gotas de aceite esencial de árbol de té

¿Qué debes hacer?

  • Incorpora el aceite de árbol de té en el yogur y mézclalos hasta obtener una crema homogénea.
  • Aplícate una fina capa del producto sobre el rostro y déjalo actuar 20 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y úsalo cada noche.

3. Mascarilla de levadura de cerveza y clara de huevo

3. Mascarilla de levadura de cerveza y clara de huevo

La levadura de cerveza es uno de los ingredientes ricos en minerales que contribuyen a mantener una piel saludable y firme.

La clara de huevo, por su parte, evita la flacidez cutánea, disminuye el exceso de producción de grasa y facilita la limpieza de los poros.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de levadura de cerveza (20 g)
  • 1 clara de huevo

¿Qué debes hacer?

  • Bate la clara de huevo y agrégale la levadura de cerveza para formar una pasta cremosa.
  • Extiende el preparado sobre los granos de acné, puntos negros y espinillas, y déjalo secar de 20 a 30 minutos.
  • Pasado este tiempo, humedece con un poco de agua y realiza suaves masajes circulares para exfoliar la zona.
  • Retíralo con abundante agua y repite su uso tres veces a la semana.

4. Mascarilla de canela y miel de abejas

La combinación de canela con miel de abejas nos da como resultado un tratamiento antiacné que elimina los granos de grasa y las pequeñas imperfecciones cutáneas.

Sus propiedades regulan la producción de aceites en el rostro, eliminan las bacterias y limpian a profundidad para remover las impurezas.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de miel de abejas (75 g)
  • 1 cucharadita de canela en polvo (5 g)

¿Qué debes hacer?

  • Pon la miel de abejas en un cuenco y mézclala enérgicamente con la cucharadita de canela.
  • Tras obtener una pasta, limpia las áreas afectadas y extiende una fina capa del producto.
  • Deja que sus compuestos actúen durante 15 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Repite su aplicación todos los días, antes de ir a dormir.

5. Mascarilla de cúrcuma y yogur

5. Mascarilla de cúrcuma y yogur

Los compuestos antioxidantes de la cúrcuma y su poderoso efecto antiinflamatorio reducen el acné y sus cicatrices.

La combinamos con un poco de yogur para potenciar sus efectos reparadores, emolientes y blanqueadores.

Ingredientes

  • ¼ de taza de yogur natural (61 g)
  • ½ cucharadita de cúrcuma en polvo (2 g)

¿Qué debes hacer?

  • Agrega la cúrcuma en polvo en un cuarto de taza de yogur natural y remuévelo para conseguir una pasta.
  • Frota el producto sobre la zona afectada por el acné, déjalo actuar 30 minutos y enjuaga.
  • Repite su uso todas las noches hasta conseguir una piel más saludable.

Como acabas de notar, muchos de los tratamientos contra el acné pueden prepararse con ingredientes que sueles tener en casa.

Elige la opción que más te llame la atención y aplícala bajo las recomendaciones dadas para conseguir los resultados esperados.


Fuente