El consumo de berenjena nos protege frente a muchas enfermedades y dolencias.

No importa la variedad que elijamos, porque los expertos en nutrición coinciden en llamarla “la reina de los vegetales” no solo por su versatilidad a la hora de cocinarla, sino por los beneficios que nos aporta.

Un dato de interés que, sin duda, nos va animar a consumirla con mayor frecuencia es que según un estudio publicado en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry, gracias a sus glicoalcaloides frenamos el crecimiento de células anormales o cancerígenas tanto en el colon como en el hígado.

Te damos más información en el siguiente artículo.

Consumo de berenjena, clave para favorecer nuestra salud hepática

Un dato interesante sobre el consumo de berenjena es que nos aporta un gran número antocianinas, un tipo de antioxidantes muy poderosos con efectos antiinflamatorios.

Aparte de sus múltiples vitaminas y minerales, este vegetal es rico en una serie de elementos que han despertado desde siempre el interés de los científicos, en esa búsqueda incansable por averiguar qué tipo de alimentos pueden ser los más adecuados para ayudarnos, en la medida de lo posible, a protegernos frente al cáncer.

Estos son los datos que nos aporta el estudio citado al inicio y que, sin duda, nos invita a echar mano de nuestra imaginación culinaria para tener siempre a mano unas sabrosas berenjenas.

La berenjena frena el crecimiento tumoral

  • Gracias a los polifenoles y al ácido clorogénico de estos vegetales protegemos a nuestras células del impacto de los radicales libres, propiciando además la desintoxicación de las enzimas en las células.
  • Según este estudio, los glicoalcaloides presentes en las berenjenas favorecen la destrucción de las células con componentes cancerígenos que pueden originarse tanto en el hígado como en el colon.
  • Un dato interesante es que tanto los tomates como las berenjenas comparten muchos beneficios a la hora de inhibir la proliferación tumoral.
  • Tanto los glicoalcaloides como la solanina nos protegen frente a los carcinomas. Lo que hacen también es frenar la angiogénesis, que es el crecimiento de nuevos sanguíneos vasos del cuerpo que favorece la expansión de los tumores u otras enfermedades.
  • Las berenjenas, además, contienen vitamina C, imprescindible para cuidar de nuestro sistema inmunológico, puesto que estimula la producción y la actividad de nuestras defensas.

Tanto el ácido clorogénico como los antioxidantes, tienen cualidades antivirales y antibacterianas muy adecuadas para protegernos frente a múltiples enfermedades.

Es importante señalar que el consumo de berenjenas por si solo no va a impedir que desarrollemos un cáncer, sino que tiene un efecto PROTECTOR que, combinado con hábitos de vida saludables, puede disminuir en un porcentaje considerable el riesgo de padecer algún tumor.

Razones por las que deberíamos consumir más berenjenas

consumo de berenjena

Ya te hemos dado una excelente razón para aumentar el consumo de berenjena pero, en realidad, existen muchas más motivos por los que todos en casa deberíamos comerlas, al menos, dos o tres veces por semana.

Te invitamos a tomar nota.

La salud del corazón

  • La fibra, el potasio, las vitaminas C y B6, y el contenido de fitonutrientes de las berenjenas son potentes aliados de la la salud del corazón.
  • Tampoco podemos olvidar que todo ese aporte increíble de flavonoides que nos aporta este vegetal. Estos nos permiten controlar la tensión arterial e incluso el nivel de colesterol en sangre.

Las berenjenas mejoran nuestra función cognitiva

  • Gracias a la antocianina cuidamos de la salud de las células nerviosas de nuestro cerebro, al mejorar su nutrición y la eliminación de desechos.
  • Las antocianinas, además, inhiben la inflamación de los nervios y facilitan el flujo de sangre al cerebro. Esto nos ayuda a prevenir los trastornos mentales relacionados con la edad y potencia nuestra memoria.

Unos datos realmente interesantes.

Control de peso y saciedad

  • Las berenjenas son muy ricas en ese tipo de fibra dietética que, además de aportarnos saciedad, nos permite regular el tránsito intestinal a la vez que mejora nuestra digestión.
  • Una berenjena de tamaño medio solo tiene unas 20 calorías,  pero nos aporta casi 3 gramos de fibra dietética, un, 5% de potasio, un 3% de vitamina C, 5% de vitamina B6, 1% de hierro y 2% de magnesio .

Estamos ante un vegetal muy saludable y recomendable para toda la familia.

No dudes en cocinarlo como más te guste, sin olvidar tampoco que puedes aprovechar el agua con la que realizas la cocción de las mismas para favorecer la pérdida de peso. Solo tienes que combinarla con el jugo de un limón e ir bebiendo a lo largo de todo el día.

Tu cuerpo agradecerá esta bebida natura rica en antioxidantes que no solo cuidará de tu hígado, sino que te permitirá regular el colesterol y mejorar tu digestión. ¿Lo probamos hoy mismo?

Fuente Original