Dos proyectos mineros amenazan las reservas marinas de las Islas Choros y Damas e Isla Chañaral, que forman parte de la Reserva nacional Pingüino de Humboldt.

En el lugar existe gran biodiversidad, sin embargo, a pocos kilómetros se pretenden construir dos nuevos puertos que exportarían los minerales extraídos por las minas de la zona. Lo anterior afectaría directamente el ecosistema del lugar.

El proyecto Dominga está integrado por una mina y un puerto marino y estaría ubicado en la comuna de La Higuera, región de Coquimbo.

“Este proyecto ingresó a evaluación ambiental de acuerdo a la ley chilena en septiembre de 2013 y aún está en ese proceso, por lo cual no están funcionando ni el puerto ni la mina. Es importante tener presente que la comunidad local se opone al proyecto”, señaló al sitio Mongabay Latam, la directora ejecutiva de Fundación Terram, Flavia Liberona.

En tanto, el proyecto Puerto Cruz Grande de Minera CAP se instalaría en Punta Mostacilla, también en La Higuera.

“Este proyecto ingresó a evaluación ambiental en agosto de 2012 y fue aprobado en febrero de 2015. Luego se presentó una reclamación administrativa que fue acogida parcialmente por la autoridad ambiental en febrero de 2016. Debido a los incumplimientos ambientales que tuvo el proceso de calificación ambiental de este proyecto, las organizaciones locales presentaron una acción ante el Tribunal Ambiental donde existe hoy un proceso judicial, por lo que aún no está construido el puerto”, añadió Liberona.

Debido a estos proyectos, disitntas agrupaciones ambientalistas exigen la aprobación del Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos (AMCP-MU). Este tipo de protección permitiría la pesca artesanal, un turismo de bajo impacto y podrían mantenerse al margen actividades industriales no compatibles.

“Por cuestiones de reproducción o alimentación, las ballenas pasan mucho tiempo en la zona. La contaminación acústica de la mina, los derrames de petróleo, el ruido de los mismos buques, no solo la construcción de los puertos, serían incompatibles con el lugar. Ahuyentaría definitivamente a estos animales”, aseguró al mismo sitio, Nicole Ellena, directora de Endémico.org.

Cerca de estos lugares es posible presenciar especies de cetáceos, como el delfín nariz de botella (Tursiops truncatus), la ballena azul (Balaenoptera musculus), la ballena minke antártica (Balaenoptera bonaerensis) y la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae).

Además, y tal como afirma Mongabay, se calcula que el 80 por ciento de los ejemplares del pingüino de Humboldt (Spheniscus humboldti) que hay en todo el mundo habitan en las reservas marinas que conforman la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, cerca de Punta de Choros.

Fuente