Existe una amplia discusión respecto de si la alimentación vegana o vegetariana es recomendable y/o saludable para los bebés y niños.

Detractores y defensores se han enfrascado en una encrucijada que aún no tiene una salida clara, pero la batalla está declarada.

Por estos días hemos visto en la prensa el caso de Italia donde Elvira Savino, diputada del partido de centro-derecha Forza Italia, se encuentra en medio del desarrollo de una legislación que penalice a los padres que impongan a sus hijos dietas veganas con la supresión total de compuestos animales en su alimentación.

Con la “ley Savino” la diputada pretende lograr que estos padres vayan a la cárcel por 6 años en el caso de que el o la pequeña mueran por malnutrición. En el caso de quienes obliguen al menos sería un año, para los niños que enfermen a raíz de esta alimentación serían entre 2 y 4 años de cárcel.

Todo esto se enmarca en los 4 casos de malnutrición grave que se han suscitado en Italia en solo 18 meses.

“Durante los últimos años se ha difundido en Italia la creencia de que una dieta vegetariana, o también, en su expresión más rígida, la dieta vegana, aporta notables beneficios a la salud del individuo. Y esta alimentación, que excluye imprudentemente alimentos de origen animal, se les impone a los menores”, versa el documento que Savino quiere convertir en Ley.

Por ahora la idea de Savino solo es un proyecto. Pero creo que lo importante en esta discusión no es que se aprese a los padres y los niños se queden solos y menos bajo el amparo de una institución pública. Lo trascendental es cómo se realiza una educación consciente de cómo alimentar a los niños con o sin carne de manera realmente nutritiva, porque si es por manda a la gente a la cárcel, los primero deberían ser quienes les suministran comida rápida a los niños… pero esta no es la discusión.

¿Qué dicen los expertos?

Foto: cdn.skim.gs Foto: cdn.skim.gs

Respecto de este tipo de alimentación, leí en Elmundo.es que Asociación Americana de Dietética asegura que “las dietas vegetarianas adecuadamente planificadas, incluidas las dietas totalmente vegetarianas o veganas, son saludables, nutricionalmente adecuadas, y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y en el tratamiento de ciertas enfermedades. Bien planificadas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluido el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez y la adolescencia, así como para los atletas”.

Respecto de lo que alegan los detractores de la alimentación vegana en niños, aseguran que esto les restaría Omega-3, zinc, hierro y vitaminas para su crecimiento.

De acuerdo a una entrevista a Ishtar Olivera, reconocida ilustradora española que fue criada con una dieta “ovo-lactea vegetariana” desde su nacimiento, todo “depende de muchos otros factores y no sólo de comer o no comer carne. Lo más importante es informarse de cómo llevar una dieta vegetariana sana y conocer bien los alimentos y qué propiedades tienen o cómo combinarlos, entre otras cosas”.

Tips de alimentación vegetariana para niños

Encontré algunos consejos respecto de este tipo de alimentación que podrían servir de mucho a la hora de escoger el vegetarianismo para los hijos. Espero que les sirva y si alguien tiene más que los comparta para que así todos nos enriquezcamos y colaboremos.

-La leche materna es trascendental. Mientras se pueda y se cuente con ella extender el pecho para el niño al menos hasta los 8 meses.

-Suministrar vitaminas como la B12, previamente avaladas por un especialista.

-Atender cualquier tipo de alergia que el menor presente debido a la alimentación.

-No exagerar con la fibra

-Los granos enteros y las legumbres serán fundamentales para sustituir vitaminas y proteínas de los alimentos de origen animal.

-El niño necesita muchas calorías que no obtiene de los alimentos vegetarianos por lo tanto se debe tener estricto cálculo de suministrarle todas las necesarias diariamente.

-Los pescados “azules” (salmón, jurel, entre otros) son importantes en el aporte de Omega 3, si es una dieta vegana será reemplazado por Chía.



Fuente