Todos los días la piel está expuesta a diversas agresiones del ambiente, los rayos UV del sol y otros factores que la van deteriorando.

Como consecuencia, notamos que desarrolla varios tipos de imperfecciones que nos hacen lucir de más edad, incluso cuando aún estamos jóvenes.

Con el fin de reducir todos estos efectos y acelerar la recuperación de pequeñas heridas, casi siempre recurrimos a productos cosméticos que nos ofrecen en el mercado.

No obstante, existen opciones 100% naturales que podemos preparar con ingredientes muy económicos y llenos de beneficios para la piel

Entre estas nos encontramos con un gel calmante y nutritivo que nos sirve para combatir las estrías, las arrugas y otros problemas cutáneos comunes.

Contiene vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes que participan en la regeneración celular que mitiga los daños que sufre la piel.

¿En qué consiste este gel natural para el cuidado de la piel?

Este gel natural para combatir las alteraciones de la piel se elabora a partir del prodigioso aloe vera combinado con aceite de coco y algún aceite esencial.

Todos estos productos son excelentes aliados de la piel y contienen importantes nutrientes que la fortalecen y reparan.

Como no queremos que queden dudas acerca de sus bondades, a continuación te damos en detalle las propiedades de sus dos componentes principales.

Beneficios del gel de aloe vera

 

La planta de aloe vera contiene un gel rico en nutrientes que revitalizan y humectan la piel. Su alto contenido de agua, enzimas y sustancias antioxidantes frena el daño oxidativo causado por los radicales libres y evita la pérdida excesiva de colágeno y elastina.

Gracias a estas cualidades,  podemos utilizarlo para:

  • Hidratar y revitalizar la piel.
  • Calmar las irritaciones y problemas alérgicos.
  • Aliviar las quemaduras solares o causadas por otros medios de calor.
  • Combatir la celulitis y estrías.
  • Disminuir las manchas y pecas.
  • Prevenir y atenuar las arrugas finas en el rostro, cuello y escote.

Beneficios del aceite de coco

Como-limpiar-el-rostro-con-aceite-de-coco-500x332

En la actualidad el aceite de coco está catalogado como un “superalimento” debido a sus propiedades nutricionales.

Su alto contenido de ácidos grasos esenciales, vitaminas y antioxidantes lo convierten en un buen aliado de la belleza de la piel.

Cuenta con sustancias antiinflamatorias, hidratantes y antibacterianas que ayudan a combatir el acné, las manchas y pequeñas cicatrices que nos dan una mala apariencia.

También sirve como limpiador facial y sustituto de las cremas hidratantes comerciales.

Por los compuestos que contiene, el aceite de coco extra virgen se puede emplear para:

  • Darle brillo natural a la piel.
  • Nutrir e hidratar de forma natural.
  • Reducir la presencia de bacterias y hongos.
  • Disminuir la apariencia de las estrías moradas y blancas.
  • Atenuar la celulitis y las várices.
  • Combatir las manchas cutáneas.
  • Minimizar las arrugas.
  • Acelerar la recuperación de la piel quemada por el sol.

Cómo preparar este gel natural para tratar las imperfecciones de la piel

Crema-de-aloe-vera-y-aceite-de-coco-500x343

Para no dejar de aprovechar todas estas propiedades, vale la pena dedicar algunos minutos para la preparación de este gel casero para cuidar tu piel.

Ingredientes

  • 7 cucharadas de aceite de coco extra virgen sólido (105 g)
  • 7 cucharadas de gel de aloe vera (105 g)
  • 10 gotas de un aceite esencial al gusto

¿Cómo prepararlo?

  • Introduce el gel de aloe vera en un recipiente y mézclalo con el aceite de coco.
  • Remueve durante tres o cinco minutos, hasta obtener una mezcla brillante y homogénea.
  • Agrega las gotas de aceite esencial y continúa removiendo.
  • Introduce el producto en un recipiente de vidrio con tapa y llévalo a un lugar fresco y seco.

Visita este artículo: Este mágico aceite tiene 8 increíbles beneficios para tu salud y belleza

Modo de aplicación

  • Utiliza este producto todos los días, preferiblemente después de la ducha, ya que en este estado la piel tiene mayor capacidad de absorción.
  • Toma una pequeña cantidad del gel y frótalo con suaves masajes circulares en todas las áreas que te interesa tratar.
  • No tienes necesidad de enjugarlo pero, si quieres, puedes retirar los excesos con un paño limpio cuando haya actuado mínimo una hora.

Ahora que ya sabes cómo preparar tu propio gel natural para mantener una piel radiante, ya no te quedan excusas para combatir esos problemas que afectan tu belleza.

Úsalo de forma continua dentro de tu rutina y descubre sus increíbles bondades después de algunas semanas de uso.

¡Anímate a probarlo!


Fuente