Por cuestiones de higiene y estética la mayoría de personas incluyen el afeitado dentro de sus rutinas de cuidado personal.

Esta actividad permite remover el vello que aparece en áreas indeseadas del cuerpo y, de paso, mejorar el aspecto de la piel.

Esta acción se debe llevar a cabo de forma continua y cautelosa, ya que el pelo tiende a reaparecer con el paso de los días y la dermis a sensibilizarse.

Por fortuna, en la actualidad existen muchos métodos de afeitado que permiten llevar a cabo esta tarea de una forma rápida, efectiva y no dolorosa.

Entre estos nos encontramos con la depilación clásica con máquina, la cual debe estar apoyada con el uso de una crema de afeitar.

Este producto suaviza la piel y evita que se generen cortes, resequedad y otros efectos indeseados del rasurado.

Si bien está disponible en varias presentaciones en el mercado, en el siguiente espacio queremos proponer una alternativa 100% natural.

¿Te interesa?

Crema de afeitar casera para una piel suave y protegida

La crema de afeitar es un producto muy popular que se utiliza para lubricar y suavizar la piel antes de deslizar las cuchillas para quitar los vellos.

Su uso no solo facilita el rasurado, sino que minimiza los efectos secundarios que se generan tras pasar la máquina sobre la piel.

Dado que esta crema se elabora con ingredientes naturales, su aplicación no expone la dermis a químicos agresivos y, en su lugar, le proporciona humectación y otros interesantes beneficios.

Los componentes utilizados tienen la capacidad de debilitar el vello y proteger la piel para evitar las irritaciones, los pelos enquistados y el exceso de sequedad.

Se elabora a partir de la combinación de manteca de karité, aceite de coco y aceite de oliva extra virgen, tres cosméticos naturales que se han valorado por su acción humectante y su alto contenido de antioxidantes.

Sus compuestos oleosos penetran con facilidad en los poros y disminuyen las agresiones que se producen por la depilación.

El producto final tiene una fragancia muy agradable y, sobre todo, una concentración de nutrientes que lo hace superior a muchas de las cremas comerciales.

Eso sí, cabe aclarar que al aplicarla no se puede esperar un acabado con espuma, ya que los ingredientes utilizados no tienen este efecto.

¿Cómo preparar en casa esta crema de afeitar natural?

Realiza-tu-propia-crema-de-afeitar-casera-de-manera-sencilla

La preparación de esta crema de afeitar casera es muy fácil y no te quitará demasiado tiempo.

Lo que debes tener en cuenta es que los ingredientes tienen que ser totalmente orgánicos para garantizar su concentración de propiedades.

En el mercado y las tiendas herbolarias existen algunas presentaciones económicas que, o son refinadas o las han fabricado con materiales químicos. ¡Revisa las etiquetas!

Ingredientes

  • ⅓  taza de manteca de karité (75 g)
  • ⅓  taza de aceite de coco sólido (70 g)
  • ¼ taza de aceite de oliva extra virgen (56 g)
  • 10 gotas de aceite esencial de menta
  • 5 gotas de aceite esencial de lavanda

Instrucciones

  • Pon la manteca de karité y el aceite de coco en un recipiente resistente al calor y llévalos al baño María.
  • Reduce el fuego a mínimo y déjalos fundir hasta que se mezclen uno con el otro.
  • Retíralo de la estufa, agrega el aceite de oliva y remueve con un palillo de helado o cuchara de madera.
  • Incorpora 10 gotas de aceite esencial de menta y otras 5 de aceite de lavanda.
  • Pon el producto dentro del refrigerador durante 2 horas o hasta que se solidifique.
  • Posteriormente, déjalo reposar a temperatura ambiente durante 15 minutos y bátelo con una batidora de mano eléctrica.
  • Tras obtener una crema esponjosa y suave, viértela en un frasco de vidrio hermético.
  • Si la almacdenamos en un lugar fresco y seco puede durar uno o dos meses.

Modo de aplicación

Receta de crema de afeitar avanzada

  • Antes de aplicar la crema de afeitar, lava bien las áreas que quieres rasurar para eliminar los residuos de sudor y polvo.
  • A continuación, extiende una fina capa del producto y procese a deslizar la cuchilla.
  • Recuerda realizar movimientos lentos para evitar accidentes o cortes.
  • Tras remover el vello, enjuaga con abundante agua fría, espera 15 minutos y aplícate un poco de tónico.

Como acabas de notar, elaborar tu propia crema de afeitar no es complicado y tiene muchos beneficios para la salud de tu piel.

Anímate a hacerlo en casa y comprueba que no necesitas gastar demasiado para conseguir un rasurado perfecto.


Fuente