El cultivo de la glicinia en maceta te puede interesar tanto si tienes jardín y podrías por tanto plantarla en el suelo como si tienes un patio o terraza y te ves obligado a usar una maceta. La razón es bastante sencilla, cuando cultivas una glicinia en maceta estás limitando su espacio y la planta no puede expandirse libremente y convertirse en invasora. Las glicinias o glicinas son una planta trepadora muy conocida que suele usarse para recubrir pérgolas.

La Wisteria sinensis, éste es su nombre científico, es una planta de rápido crecimiento, en condiciones ideales puede crecer hasta 3 metros en un año. La cultivaremos en un lugar con sombra parcial si vivimos en un lugar de clima templado o cálido.

Material:

  • maceta
  • taladro y broca
  • grava
  • tierra para macetas
  • plantón de glicinia
  • caña de bambú, espaldera o similar

cultivo-de-la-glicinia-en-maceta-02

Normalmente las glicinias se cultivan adquiriendo un plantón en un vivero, el cultivo por semillas resulta muy lento y habría que esperar hasta 10 años a que la planta florezca, en camio si plantamos un plantón a los tres años ya tendremos flores.

cultivo-de-la-glicinia-en-maceta-03

Elegiremos la maceta tomando la medida del cepellón de nuestro plantón. Así la maceta debe cubrirlo ampliamente en altura y tener una anchura de 3-4 veces la del cepellón. Si la maceta escogida no cuenta con agujeros de drenaje o nos parecen insuficientes podemos taladrarla y practicar 5-6 orificos de 6-7 mm de diámetro.

cultivo-de-la-glicinia-en-maceta-04

Llenamos el fondo de la maceta con una capa de grava o piedra triturada, será nuestra capa de drenaje que hará que el agua no se encharque en la maceta cuando reguemos. Unos 7,5 cm de profundidad serán suficientes para tener una capa de drenaje perfecta.

cultivo-de-la-glicinia-en-maceta-05

Rellenamos el resto de la maceta con tierra o sustrato para macetas y dejamos un hueco para plantar nuestra glicinia. A continuación recubrimos el cepellón con más sustrato si hiciera falta. Colocamos la maceta en un lugar donde reciba buena luz y algo de sombra. Daremos un buen riego para remojar convenientemente el sustrato y la glicinia pueda comenzar su nueva andadura.

cultivo-de-la-glicinia-en-maceta-06

Colocaremos tutores o una espaldera para guiar el crecimiento y sujetar las nuevas ramas. En poco tiempo tendremos un ejemplar del que sentirnos orgullosos. Es una planta muy agradecida que no necesita mucho mantenimiento, una buena poda de limpieza y contención cuando termine el periodo vegetativo y a esperar la nueva temporada.

wisteria1

wisteria2


Fuente