Este género de orquídeas se compone de 350 especies y su hábitat natural se encuentra en América Central y del Sur. Donde más abundan es en las cordilleras centrales de Ecuador, Colombia, Bolivia y Perú. Se caracterizan por tener los sepalos fusionados y presentar ápices más o menos alargados. Con los cuidados correctos una orquídea de esta especie nos puede durar unos buenos cinco años. Es una orquídea de clima frío aunque hay algunas especies que se pueden cultivar en clima templado.

Son orquídeas epifitas que crecen en ambientes con mucha humedad. El tamaño de los híbridos más cultivados no suele ser muy grande, es fácil tenerlas dentro de casa. Sus necesidades lumínicas son bajas, un para de horas de luz indirecta son suficientes. La temperatura diurna debe estar entre 18 y 24ºC. La nocturna baja a 13-16ºC. A partir de 27ºC de temperatura diurna hay que intervenir para protegerla del excesivo calor.

cuidados-basicos-de-la-orquidea-mandesvallia-02

Requieren riegos frecuentes pues acumulan poca agua. Las raíces deben secarse entre riegos. Con regarlas 1-2 veces por semana será suficiente. La humedad ambiente debe mantenerse entre 60 y 80%. En la época de desarrollo se fertilizará a baja dosis con compuesto 30-10-10 2 veces al mes si la orquídea se cultiva sobre corteza de pino y 20-20-20 sobre otros sustratos.

orquidea-masdevallia

Se debe trasplantar cada 1-2 años para sustituir el sustrato agotado, la mejor época para ello es en invierno o principios de primavera. Colocaremos la planta en el centro de la nueva maceta dejando espacio alrededor para que crezcan las raíces. Hasta que comiencen a salir las nuevas raíces mantendremos una humedad alta y el sustrato siempre ligeramente húmedo.


Fuente