Cuando las hojas de tus plantas se vuelven amarillas sabes que se te vienen encima algunos problemas. La clorosis es este síntoma tan fácil de apreciar en cualquier planta de hojas verdes. Comienzan a perder su verdor y a volverse amarillas, la causa es que la clorofila, que es la sustancia que da ese color verde a las plantas, comienza a desaparecer y ello puede ocurrir por diversos motivos.

Conocer la causa de esa clorosis va a ser fundamental para resolver el problema y salvar nuestra planta. Hay ciertas diferencias en el modo de aparición de la clorosis que nos iran indicando su origen. Vamos a ver los motivos más importantes que suelen producir clorosis en las plantas.

cuando-las-hojas-de-tus-plantas-se-vuelven-amarillas-02

La deficiencia de nutrientes es uno de los motivos de la clorosis y según cuál sea el nutriente la clorosis seguirá una pauta u otra. Cuando las hojas viejas son las primeras en tornarse amarillas es a causa de una deficiencia de nitrógeno, la planta envía las reservas de las hojas más viejas a los brotes más jóvenes. En cambio cuando lo que falta es hierro son los brotes más jóvenes los que amarillearan. El motivo es que hay ciertos nutrientes que la planta puede mover de una parte a otra y otros que no, es lo que ocurre en los casos anteriores. El potasio como el nitrógeno es un elemento móvil pero presenta una clorosis particular pues comienza por los bordes de la hoja y los espacios entre las nervaduras. Lo más importante para diferenciar una deficiencia de nutrientes como causa de la clorosis es su distribución simétrica.

cuando-las-hojas-de-tus-plantas-se-vuelven-amarillas-03

Las plagas también pueden causar clorosis en las plantas pero en este caso observaremos una distribución asimétrica. La clorosis puede estar causada en estos casos tanto por insectos como por hongos y enfermedades. Cada caso requerirá su tratamiento correcto, hay muchos tratamientos naturales para eliminar el ataque de los insectos, las aplicaciones de jabón, aceite o pesticidas orgánicos. Las afecciones por hongos es conveniente prevenirlas con una buena circulación de aire y un correcto drenaje del suelo.

cuando-las-hojas-de-tus-plantas-se-vuelven-amarillas-04

A parte de las causas anteriores las plantas también pueden sufrir clorosis por otros motivos y los principales son el exceso de riego y la falta de luz. Aunque un exceso de humedad no siempre será debido a un riego excesivo, un terreno arcilloso o mal drenado pueden causar el mismo efecto. Cuando una planta no recibe suficiente luz no puede realizar su función clorofílica por lo que su color también se irá tornando amarillento. Hay que conocer las necesidades de luz de nuestras plantas pues cada especie suele tener unas necesidades concretas.


Fuente