La mayoría de las personas tenemos una cicatriz que queremos ocultar para que no afecte la estética de nuestra piel.

No obstante, estas alteraciones suelen ser muy difíciles de eliminar y solo con el paso del tiempo llegan a borrarse en su totalidad.

Los cortes accidentales, los raspones y las cirugías son algunas de las razones por las que se pueden originar estas marcas.

Si bien ninguna implica un problema de salud como tal, suelen ser una molestia que llega a afectar la autoestima y confianza de quienes las padecen.

Por fortuna, ahora existen varios tratamientos cosméticos cuyo fin es nutrir la piel para disminuir el tamaño de estas terribles marcas.

Aunque hay disponibles varias opciones comerciales, hoy queremos proponer una crema 100% natural para que ahorres sin exponerte a efectos no deseados.

¿En qué cosiste esta crema natural para las cicatrices y los cortes?

La crema natural para tratar las cicatrices, cortes y otras pequeñas lesiones es un producto ecológico con propiedades desinfectantes y antiinflamatorias que benefician la piel.

Está elaborado con cera de abejas, un ingrediente antiséptico y emoliente que se usa como base de muchos productos cosméticos para la nutrición y reparación de la dermis.

También contiene manteca de cacao, un producto hidratante y rico en sustancias antioxidantes que protegen la piel de agresiones y trastornos comunes como el eczema y la dermatitis.

Cabe destacar que también contiene vitamina E y caléndula, dos añadidos reconocidos por sus beneficios para rejuvenecer y reparar las pieles afectadas por los radicales libres.

La caléndula es una planta antiinflamatoria y antiséptica cuyos extractos han sido útiles contra la psoriasis y varias infecciones cutáneas.

Desde la antigüedad ha sido uno de los remedios más usados contra las quemaduras superficiales, los raspones y varios tipos de traumatismos.

A continuación damos en detalle los pasos para preparar esta crema casera y su respectiva forma de uso.

¡No te lo pierdas!

Crema casera de cera de abejas para disminuir las cicatrices y cortes

Crema casera de cera de abejas

Este bálsamo natural es un producto orgánico que remplaza muchos otros tratamientos comerciales contra las cicatrices, manchas y lesiones de la piel.

Es apto para todo tipo de dermis y, de hecho, es una gran solución para curar la piel delicada de los niños.

Ingredientes

  • ½ taza de cera de abejas (100 g)
  • ¼ de taza de manteca de cacao (100 g)
  • ¼ de taza de aceite esencial de caléndula (50 g)
  • ¼ de taza de aceite de oliva (50 g)
  • ¼ de taza de extracto de consuelda (50 ml)
  • 1 cápsula de vitamina E
  • 5 gotas de aceite esencial de lavanda

Preparación

  • Incorpora la cera de abejas en un recipiente y caliéntala al baño María.
  • Cuando esté derretida, agrega la manteca de cacao y espera hasta que se mezcle bien.
  • Tras notar que ambos ingredientes quedaron integrados, agrega el aceite de caléndula y el de oliva.
  • Baja el fuego y remueve con una cuchara de madera.
  • Añade el extracto de consuelda, la vitamina E y el aceite esencial de lavanda.
  • Déjalo al mínimo por un minuto y retíralo.
  • Antes de que el producto se solidifique, vierte el contenido en un frasco con tapa.
  • Almacénalo en un lugar fresco y oscuro, lejos de toda fuente de calor.
  • El producto dura en perfecto estado hasta un mes.
  • Ten en cuenta que el recipiente de almacenaje debe estar esterilizado para que no afecte la calidad de la crema.

Modo de aplicación

  • Toma un poco de crema con las yemas de tus dedos y frótala sobre las cicatrices o lesiones con un suave masaje.
  • Deja que la piel la absorba, sin enjuagar.
  • Repite su uso tres veces al día.

Te recomendamos leer: 5 tratamientos efectivos para eliminar las cicatrices causadas por el acné

¡Importante!

Irritacinón

Tal y como pasa con otros productos de origen natural, esta crema para la piel no ofrece efectos inmediatos ni milagrosos. Sus bondades se empiezan a notar tras usarla de forma continua por determinado tiempo.

Por otro lado, aunque todos sus ingredientes son 100% naturales y no suelen generar problema, lo mejor es descartar una posible reacción alérgica haciendo una sencilla prueba en una pequeña zona de la piel.

En caso de notar una irritación o molestia, lo mejor será buscar otro tipo de alternativa.

No olvides que puedes potenciar sus efectos incrementando el consumo de agua, aplicándote productos hidratantes y mejorando tus hábitos de alimentación.

Si sigues todas estas recomendaciones podrás comprobar que puedes quitar esas antiestéticas marcas sin necesidad de técnicas profesionales.

¿Te gustó la idea?


Fuente