El esquinanto o planta barra de labios es una planta originaria del Asia tropical. Necesitará obviamente un clima cálido o templado como mínimo. También podemos cultivarla en invernadero o en interior. Es una planta que queda muy bien en cestas colgantes por su caída y sus llamativas flores rojas.

Es una planta perenne que puede florecer durante todo el año aunque suele hacerlo sobre todo en las estaciones intermedias, primavera y otoño. Necesitará una localización cálida y protegida de las corrientes de aire si queremos que florezca en abundancia. En invierno la colocaremos en un sitio fresco, sobre 15ºC aproximadamente y mantendremos el sustrato casi seco.

conoce-la-aeschynanthus-radicans-02

Necesita humedad por lo que es conveniente pulverizarla a menudo. Eso sí, evitando mojar las flores. No hay que regarla en cambio muy a menudo pues sus gruesas hojas acumulan una buena reserva de agua. Es conveniente cortar los brotes de los tallos para fomentar un crecimiento más denso y una mayor floración. Desde la primavera hasta el otoño le podemos añadir fertilizante al agua de riego cada 15 días más o menos.

conoce-la-aeschynanthus-radicans-03

Para una correcta floración, el esquinanto, necesita un periodo de reposo de 4-5 semanas a unos 15ºC y espaciar los riegos. Sólo la regaremos cuando la capa superior del sustrato esté bien seca y para ello lo mejor es comprobarlo con los dedos. Se puede cultivar por semillas o por esqueje a finales de la primavera. Las plagas que suelen atacar a esta bonita planta son los pulgones, la cochinilla y la araña roja.


Fuente