El arte topiario se conoce desde la Antigüedad, los romanos ya usaban esta técnica de poda para adornar sus jardínes. Sencillamente consiste en podar un arbusto dándole forma geométrica o de algún animal u objeto. En los jardínes franceses es habitual encontrarse con topiarios. Vamos a ver una forma sencilla de transformar un arbusto en un topiario. Sigue leyendo y aprenderás cómo podar un topiario.

El boj y el tejo son los arbustos que suelen emplearse para hacer topiarios por su hoja pequeña, su buena respuesta a la poda y por su crecimiento lento. También puede usarse aligustre pero éste en cambio por su rápido crecimiento hará que tengamos que estar podando las ramas crecidas con asiduidad. Otros arbustos que se pueden usar son el Ilex crenata y la Lonicera nitida. Para ponernos manos a la obra sólo necesitamos un arbusto crecido, unas tijeras de podar y un cortasetos.

como-podar-un-topiario-02

Afilar bien las herramientas y estudiar nuestro arbusto son las primeras tareas. Las ramas crecidas en el último año serán delgadas y ralas, hemos de apoyarnos en la parte del seto con más edad.

como-podar-un-topiario-03

Iniciaremos el corte de los brotes más largos manteniendo las hojas del cortasetos paralelas con la parte de más edad de la planta.

como-podar-un-topiario-04

Quitar los restos de la poda sobre la marcha y seguir trabajando alrededor de la misma. En caso de duda, recortar ligeramente hasta que la forma básica sea claramente visible.

como-podar-un-topiario-05

Las ramas o tallos más gruesos o las partes que requieran más detalle, como la parte superior de esta poda en espiral requerirán el uso de las tijeras de podar. Es preciso que estén bien afiladas para que corten limpiamente.

como-podar-un-topiario-06

Repasar la planta con las manos para hacer salir alguna rama que haya podido quedar oculta y repasar el acabado final.


Fuente