En la búsqueda por tener un rostro saludable y hermoso, la mayoría de las mujeres acceden a costosos tratamientos cosméticos que permiten protegerlo y restaurarlo de los daños.

Y, aunque todos estos productos son claves para prolongar la juventud de la piel, pocas tienen en cuenta que no es lo único que deben hacer para mantenerse bellas.

Más de la mitad de los trastornos cutáneos tienen algún tipo de relación con malos hábitos alimenticios, como el consumo excesivo de grasas y alcohol.

Las toxinas que se derivan de estas comidas ocasionan un deterioro notable de la dermis, dando lugar a los signos del envejecimiento prematuro.

No es para nada extraño que tras ingerir algunos alimentos de difícil digestión, la piel se torne opaca, con erupciones o manchas.

De hecho, varios cambios hormonales y químicos que aceleran el proceso de envejecimiento de todo el cuerpo se deben a una dieta mal diseñada.

Por esto, conocer cómo influyen ciertos en alimentos en la salud de la piel y tratar de evitarlos es determinante para conservarla en buen estado. ¡Descúbrelo!

Cómo afecta el azúcar al rostro

Los alimentos azucarados son los más consumidos por todas las personas del mundo. Estos están presentes en casi todas las dietas y para muchos es inevitable su ingesta.

En lo que tiene que ver con la piel, la ingesta de esta sustancia está asociada con la pérdida de elasticidad y colágeno.

Según la medicina tradicional china, la frente tiene una conexión con el proceso digestivo, razón por la que el azúcar puede ocasionar manchas y paño.

Otras de las consecuencias de su consumo excesivo son:

  • Cambios en el color de la piel (pastoso o grisáceo)
  • Adelgazamiento de la piel
  • Manchas pustulosas con dolor
  • Aspecto envejecido
  • Flacidez de la piel bajo ojos
  • Arrugas en la frente
  • Aparición de patas de gallo en el contorno de los ojos

¿Cómo solucionarlo?

La principal medida que debes tomar para evitarlo es eliminar todo tipo de azúcar procesada de tu dieta diaria.

En un principio puede ser un poco complicado, ya que es una sustancia demasiado adictiva y aparentemente necesaria.

Sin embargo, tras conseguirlo, vas a notar que fue una de las mejores decisiones para tu piel y tu salud.

Puedes sustituir los azúcares por miel de abejas, dátiles o frutas.

Cómo afecta el vino al rostro

mujer_tomando_vino

Las personas que consumen demasiado vino y otras bebidas alcohólicas le generan daños casi irreparables a la piel.

Su consumo conduce a la deshidratación y pérdida de elasticidad. Además, como afecta al hígado puede desarrollar trastornos por el exceso de toxinas.

Las consecuencias de tomarlo en exceso incluyen:

  • Pliegues nasolabiales profundos
  • Nariz y mejillas enrojecidas
  • Piel seca
  • Poros dilatados
  • Párpados caídos
  • Ojos rojos
  • Líneas de expresión

¿Cómo solucionarlo?

Lo más conveniente es moderar el consumo de alcohol, disfrutando, por ejemplo, una copa de vino tinto al día.

La regla del 80/20 es una forma de ingerirlo de forma segura. El 20% de las veces se puede tomar y el 80% se debe mantener alejado.

Cómo afecta el gluten al rostro

Celiaquía-gluten-y-más

Muchas personas ignoran que las erupciones cutáneas que están teniendo se deben a que padecen intolerancia al gluten.

Esta proteína genera problemas de digestión y hace que se produzcan manchas oscuras, irritaciones y sensibilidades.

Las personas con rosácea experimentaron una increíble mejora tras suprimir los alimentos con gluten de sus dietas.

Los síntomas cutáneos de intolerancia al gluten son:

  • Manchas en la barbilla
  • Parches oscuros en las mejillas y frente
  • Inflamación en las mejillas

¿Cómo solucionarlo?

Identifica los alimentos y comidas que contienen gluten y elimínalos de la dieta. En su lugar, aumenta el consumo de fibra y de agua.

Cómo afectan los lácteos al rostro

Los lácteos suelen ocasionar digestiones pesadas e intolerancias en muchas personas. Como aumentan los procesos inflamatorios, el organismo lanza una serie de reacciones.

Por ejemplo, pueden favorecer la sensación de calor en las articulaciones; además en la piel puede producir enrojecimiento, hinchazón y oscurecimientos.

Muchos de los productos lácteos provienen de vacas tratadas hormonalmente. Por esto, su consumo perturba las funciones hormonales y genera efectos no deseados.

Los rostros afectados por los lácteos manifiestan:

  • Inflamación en la barbilla
  • Manchas blancas
  • Círculos negros en el contorno de los ojos
  • Párpados flácidos e inflamados

¿Cómo solucionarlo?

Si tienes algún tipo de intolerancia a los lácteos, suprímelos de la dieta cuanto antes y busca otras alternativas sin lactosa.

Ahora que sabes cómo ciertos alimentos pueden afectar la belleza de tu cutis, trata de mejorar tus hábitos alimenticios y procura hacer mejores elecciones.


Fuente