Desde hace algún tiempo se viene advirtiendo de que el desayuno es una de las comidas más importantes del día y su buena calidad es determinante para el funcionamiento de nuestro cuerpo a lo largo de la jornada.

Con este rompemos el ayuno de la noche y le proporcionamos al organismo las energías necesarias para cumplir con sus tareas en esas primeras horas del día.

Pese a esto, existen algunas tendencias y hábitos que reducen su calidad o impiden que cada uno disfrute de sus bondades.

Los afanes de salir corriendo al trabajo, la creencia de que omitirlo puede ayudar a perder peso o la falta de hambre son una mínima parte de las excusas para no ingerirlo cada mañana.

Por fortuna, cada vez son más los que se preocupan por consumirlo y, sobre todo, cerciorarse de que sea saludable desde el punto de vista nutricional.

Pensando en esto, a continuación queremos compartir una interesante receta de semillas de chía y avena que se puede preparar desde el día anterior para hacer a un lado esas excusas para no desayunar.

¿Te interesa?

Desayuno saludable de semillas de chía y avena

La combinación de semillas de chía con avena es una receta que está ganando fama porque representa una buena opción para sustituir el desayuno.

Ambos ingredientes contienen los nutrientes que se requieren a primera hora del día para aumentar las energías y mejorar el ritmo del metabolismo.

Algunos lo consideran como un complemento alimenticio para adelgazar, ya que prolonga la sensación de saciedad, es bajo en calorías y mejora la digestión.

Por si fuera poco, es una gran alternativa al típico café con galletas que solo disfraza la sensación de hambre que aparece a primera hora del día.

Beneficios de las semillas de chía

Las semillas de chía son uno de los populares “superalimentos” gracias a su alto contenido de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.

Su consumo habitual contribuye a bajar de peso, ya que frena la ansiedad por la comida y estimula las funciones que participan en la eliminación del exceso de grasa.

Son una fuente rica de ácidos grasos omega 3 y 6 y, además, contienen el doble de proteínas que otras variedades de semillas.

Por su alto valor nutricional, entre otras virtudes, tienen estos beneficios:

  • Mejoran el rendimiento físico y mental
  • Disminuyen los niveles de azúcar en la sangre
  • Controlan los niveles de colesterol
  • Suprimen el deseo insaciable de comer
  • Estimulan la depuración del organismo
  • Combaten el estreñimiento

Beneficios de la avena

copos de avena

Considerada por muchos como el cereal más completo, la avena es una fuente de beta-glucanos, fibra soluble y polifenoles que estimulan la depuración natural del organismo.

Su significativo aporte de fibra contribuye a controlar los niveles de colesterol y la acumulación de desechos en el colon.

Es buena para activar el movimiento intestinal y evitar los episodios de estreñimiento.

Además, es uno de los alimentos más saciantes y energéticos que nos ofrece la naturaleza.

Receta de semillas de chía y avena

Receta de semillas de chía y avena

Esta receta contiene nutrientes muy saludables que permiten empezar la jornada con las mejores energías.

Sin duda, su principal ventaja es que se puede preparar desde la noche antes, para así resolver el problema de no tener tiempo para preparar algo nutritivo.

Lo mejor de todo es que sus propiedades no se echan a perder y el sabor es simplemente delicioso.

Ingredientes

  • 1 ½ vaso de leche semidesnatada (300 ml)
  • 1 cucharada de miel de abejas (25 g)
  • 4 cucharadas de semillas de chía (60 g)
  • 2 cucharadas de copos de avena (20 g)
  • ½ plátano

Preparación

  • Mezcla la leche y la miel de abejas en un recipiente.
  • Agrega las semillas de chía y las cucharadas de copos de avena.
  • Revuelve bien para que todo se integre y tápalo.
  • Llévalo al refrigerador durante 60 minutos y, pasado este tiempo, vuelve a mezclar.
  • Observarás que la preparación comienza a hacerse espesa debido a que las semillas absorben agua y forman un gel.
  • Tápalo de nuevo, llévalo al refrigerador y espera hasta la mañana siguiente.

Modo de consumo

  • La cantidad preparada alcanza para dos porciones.
  • Divídela en tazones y compleméntala con pequeñas rodajas de plátano maduro.
  • De forma opcional la puedes consumir como postre o merienda.
  • Si no te gusta la leche puedes usar una bebida vegetal, o bien, jugo de naranja.

Te recomendamos tener en cuenta esta receta para esos días en los que no tienes mucho tiempo para alimentarte bien.

¡Te encantará!


Fuente