No podemos negar que los pies son una de las partes del cuerpo que más descuidamos a pesar de reconocer que son el soporte de nuestro cuerpo.

Lo que no tenemos presente todo el tiempo es que estos están expuestos al polvo, la suciedad y otros factores del ambiente que desmejoran la calidad de la piel que los protege.

El problema es que, poco a poco, pierden su humedad natural y desarrollan antiestéticas alteraciones como el agrietamiento, los callos y los hongos.

Debido a esto, muchas ven la necesidad de invertir en costosos productos de pedicura y tratamientos profesionales que ayuden a mejorar su aspecto.

No obstante, existen soluciones 100% naturales que nos permite regenerarlos desde la comodidad de nuestra casa sin tener que gastar demasiado.

Este es el caso de un interesante tratamiento de leche y bicarbonato de sodio cuya acción exfoliante remueve la piel muerta y ablanda las durezas.

A continuación te compartimos en detalle sus beneficios y la sencilla fórmula para prepararlo. ¿Te animas a probarlo?

¿Cuáles son los beneficios de este tratamiento para los pies?

Este remedio natural para mejorar el estado de los pies se elabora combinando las propiedades de la leche con el poder astringente y antiséptico del bicarbonato de sodio.

Estos dos ingredientes son totalmente ecológicos y pueden adquirirse a precios muy baratos en cualquier tienda o supermercado.

Beneficios de la leche

La leche es un ingrediente rico en grasas, proteínas y vitaminas esenciales que restauran la piel dañada para aliviar la sequedad y otras alteraciones.

Su principal activo, el ácido láctico, es un agente que regula el pH natural para mejorar la capacidad de absorción y alterar el ambiente que necesitan los hongos para proliferarse.

Contiene hasta un 30% de las proteínas necesarias para la producción de colágeno y elastina, dos compuestos necesarios para la salud cutánea.

Su uso sobre los pies disminuye las asperezas, cuida las cutículas y crea una capa protectora frente a las infecciones.

Cabe destacar que también tiene un poder blanqueador que favorece la eliminación de piel muerta y manchas. en casa

Beneficios del bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio

Este polvo blanco es uno de los mejores remedios naturales para ablandar la piel dura de los pies y eliminar las callosidades.

Gracias a sus propiedades antibióticas y antifúngicas elimina la presencia de hongos tanto en la piel que los recubre como en las uñas.

Su acción exfoliante remueve las células muertas y brinda una apariencia renovada para lograr unos pies más limpios y bonitos.

¿Cómo preparar un tratamiento de suero de leche y bicarbonato de sodio para los pies?

pies-leche-y-bicarbonato

Ahora que tenemos claros los beneficios de este interesante tratamiento, es momento de apuntar los pasos para hacerlo de forma correcta.

A nivel general, se aconseja realizarlo hasta tres veces por semana, pero en caso de tener callos o sequedad se debe hacer todos los días hasta encontrar alivio.

Ingredientes

  • 3 tazas de leche (750 ml)
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)

Instrucciones

  • En primer lugar, debes calentar las tazas de leche hasta que lleguen a una temperatura soportable para los pies.

Tras conseguirla, viértela en un recipiente amplio y sumérgelos de cinco a diez minutos.

  • Pasado este tiempo, incorpora el bicarbonato de sodio y realiza suaves masajes.
  • Si lo consideras conveniente, puedes frotarlos con una piedra pómez para facilitar la eliminación de los callos.
  • Déjalos en remojo ¡otros cinco minutos y quita los excesos con un paño húmedo.
  • A continuación, toma una toalla limpia y asegúrate de dejarlos bien secos.
  • Te aconsejamos hacerlo en horas de la noche para que tus pies se vean perfectos al otro día.
  • Finalizado este proceso, aplícales una pequeña cantidad de vaselina para reforzar su efecto humectante.

Para lograr mejores resultados…

  • Emplea este tratamiento varias veces a la semana, aun cuando no hayas desarrollado callos o problemas similares.
  • Si te preocupan las durezas, revisa tu calzado y asegúrate de que sea cómodo y ventilado. Los zapatos demasiado ajustados influyen en el deterioro de los pies.
  • Agrega un poco de almidón de maíz en el interior de tus zapatos cerrados para absorber la humedad y evitar los hongos.
  • Recuerda prestarle atención especial a las uñas, ya que su higiene es determinante en la prevención de infecciones por hongos.

¿Sigues con los pies llenos de callos e imperfecciones? Incorpora este remedio dentro de tu rutina de belleza y comprueba que puedes mejorar su apariencia en poco tiempo.


Fuente